Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Avances en el interior y el exterior del Wanda Metropolitano

Tras la colocación del doble anillo exterior de compresión (la estructura blanca que se sitúa sobre la grada) y del anillo de tracción superior (el óvalo de cables de acero que se eleva sobre el terreno de juego), el Wanda Metropolitano se prepara para el izado del anillo de tracción inferior. / Foto: Alberto Molina.
Mientras el anillo de tracción inferior de la cubierta permanece colocado sobre la grada baja al fondo de la imagen, los operarios conectan los gatos con los cables radiales que servirán para su izado. / Foto: Alberto Molina.
Una vez el anillo de tracción inferior sea izado, se conectará con los puntales flotantes que cuelgan del anillo de tracción superior (las barras blancas diagonales que se aprecian en la imagen). / Foto: Alberto Molina.
Cuando los dos anillos de tracción estén conectados, ambos se elevarán hasta la altura máxima de la cubierta. / Foto: Alberto Molina.
Pruebas de instalación de la membrana de teflón en el anillo de compresión que se sitúa en el fondo norte del Wanda Metropolitano. / Foto: Alberto Molina.
Las piezas del canopy de la cubierta ya están listas en el terreno situado frente a la fachada del estadio a la espera de ser ensambladas e izadas hasta su posición final. / Foto: Alberto Molina.
El proyecto plantea el reciclaje de aguas pluviales para el riego de terreno del juego y la limpieza de la plataforma. Con este fin, se han previsto varios depósitos de acumulación de aguas pluviales. En la imagen pueden apreciarse los trabajos que se están realizando en el fondo norte. / Foto: Alberto Molina.
Colocación de las bandejas de instalaciones en las galerías de acceso al graderío alto. / Foto: Alberto Molina.

MÁS FOTOGALERÍAS