Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EN EL WANDA METROPOLITANO

La placa que acredita los 417 partidos oficiales de Gabi como atlético ya luce en el Paseo de Leyendas

Nuestro gran capitán es el séptimo jugador que más veces ha vestido la camiseta rojiblanca y, junto a Koke, el que más ocasiones lo ha hecho en competiciones europeas.

FOTO: Ángel Gutiérrez

Integrante del primer equipo a lo largo de once temporadas tras haberse formado en nuestra Academia desde categoría Alevín, capitán durante seis campañas que además han coincidido con los mejores años de la centenaria historia atlética y séptimo futbolista que más ocasiones ha vestido la camiseta rojiblanca en partido oficial, Gabriel Fernández Arenas 'Gabi' deja un legado deportivo y humano inolvidable y después de que pronunciara su hasta pronto ante compañeros y medios de comunicación, la placa que acredita sus 417 encuentros como jugador del Atlético de Madrid ya luce en el Paseo de Leyendas del Wanda Metropolitano.

  Placa Gabi 2

Titular en su debut en partido oficial el 21 de enero de 2004, Gabi ganó como rojiblanco la UEFA Europa League en 2012 y 2018, la Supercopa de Europa en 2012, la Copa del Rey en 2013, LaLiga en 2014 y la Supercopa de España 2014, levantando los cinco últimos como capitán tras haber heredado el brazalete de Antonio López.

El histórico '14' rojiblanco defendió nuestra camiseta 297 veces en LaLiga, 37 en la Copa del Rey, 4 en la Supercopa de España, 48 en la UEFA Champions League, 27 en la UEFA Europa League, una en la Supercopa de Europa y 3 en la Intertoto, para convertirse junto a Koke Resurreción en el jugador atlético que más partidos continentales ha disputado (79).

Con motivo de un encuentro oficial de nuestro equipo, cuya fecha la marcarán los compromisos profesionales que Gabi tenga con su nuevo club, la hinchada atlética podrá rendirle tributo y transmitirle todo su aprecio en el Wanda Metropolitano, donde su placa ya le otorga un más que merecido lugar entre los más grandes de la historia rojiblanca.