Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL FÚTBOL HIZO JUSTICIA AL FINAL A UN ATLÉTICO B SUPERIOR AL MARINO (1-2)

Óliver y Ndoye firman la cuarta victoria consecutiva

El Atlético de Madrid B logró una importante y merecida victoria en Luanco ante el Marino gracias a los goles de Óliver Torres y Ndoye, éste en la prolongación.

T. Calvo / FOTO: E. Antelo

MARINO 1 - 2 ATLÉTICO DE MADRID B

Marino: Rafa Ponzo; Queipo, Omar, Raúl, Guaya; Castaño, Alex Arias, Adrián Cruz, Diego (Saavedra, 77’); Juanma (Moisés, 71’) y Robert (Chus Hevia, 71’).

Atlético de Madrid B: Ángel; Manquillo, César Ortiz (Mongil, 60’), Tiri, Elbis; Thomas, Saúl; Omar (Ndoye, 82'), Vicente (Óliver Torres, 60’), Iván; y Cidoncha.

Árbitro: Cordero Vega (Comité Cántabro). Expulsó por doble amonestación al técnico rojiblanco, Alfredo (86' y 87'). Mostró tarjeta amarilla a los locales Castaño (72’), Queipo (75’) y Chus Hevia (87'); y a los visitantes Mongil (62’), Saúl (67’), Omar (78'), Tiri (80') e Iván (86').

GOLES:
0-1. 60’. Óliver Torres recibe un balón, controla de espuela y con un toque suave supera al meta local.
1-1. 81’. Chus Hevia.
1-2. 92’. Ndoye remata a la red en el segundo palo una falta lateral.

Excelente victoria del Atlético de Madrid B en un terreno talismán, donde ha jugado cuatro partidos y ha ganado tres y empatado uno. Y lo hizo con un partido serio, con una solidez defensiva como la que viene mostrando en los últimos partidos y un acierto en ataque en los momentos clave del encuentro.

Alfredo Santaelena decidió no variar el equipo con respecto a la jornada anterior y sólo introdujo el cambio obligado en la portería de Ángel por Bono, que se encuentra con la selección absoluta de Marruecos. En la primera mitad hubo ocasiones para haber ido al descanso con ventaja en el marcador, pero entre el meta local y la mala fortuna no se convirtieron.

Sin embargo, tras el descanso el encuentro se transformó. Alfredo decidió dar entrada a Óliver Torres en el minuto 58 y fue decisivo porque dos minutos después anotaba el primer tanto del partido, el tercero del extremeño en el Campeonato. El partido estaba de cara pero el Marino no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer. Así, Chus Hevia empató en el 81, cuando los dos equipos iban a tumba abierta por el gol. Y, en el 92, una falta lateral la remató Ndoye en el segundo palo a gol haciendo justicia con los méritos de los rojiblancos.

Cuarta victoria de un Atlético B que fue a por el partido desde el principio y que supo rehacerse del golpe del Marino con el gol del empate. Buscó el 1-2 y recibió el premio en la jugada de Ndoye. Ahora, a recibir el Jueves Santo al Sporting B en el campo 1 de la Ciudad Deportiva para buscar la quinta victoria consecutiva y alcanzar la salvación definitiva.