Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

NUESTRO TÉCNICO VALORÓ EL TRABAJO DEL EQUIPO

Villacampa: “Intentamos poner un ritmo muy alto”

Tras el partido, nuestro entrenador atendió a los medios en zona mixta, valorando el trabajo de sus jugadoras ante el Madrid CFF.

T. Calvo / FOTO: A. Molina

Ángel Villacampa comentó tras el partido que “sabíamos la idea de juego tan determinada que tiene el Madrid y por eso nosotros intentamos poner un ritmo muy alto. Lo conseguimos por momentos en la primera mitad, pero dos despistes nos costaron muy caros. En la segunda parte lo hemos hecho más con corazón que con cabeza y esa precipitación no nos ha venido nada bien”.

El hecho de jugar en un estadio grande como el Wanda Metropolitano no ha pesado en el equipo comenta Ángel Villacampa. “Creo que no. Agradecemos al club que nos haya brindado la oportunidad de poder disfrutar de estos momentos. Me pongo en la piel de las jugadoras y no creo que les haya influido y sí que haya supuesto una motivación extra. A lo mejor, un exceso de motivación no es buen compañero de viaje”, indicó.

Quedan siete jornadas por disputar aunque el Barcelona tiene que jugar en esta jornada en Huelva. Villacampa entiende que “el empate de la jornada pasada fue importante pero tampoco varió mucho la situación de la tabla. En el caso de que el Barcelona no falle no dependeríamos de nosotros. Pero somos el Atlético de Madrid y no vamos a dejar de creer nunca y, sobre todo, trabajar para conseguirlo”.

Respecto a las dimensiones del terreno de juego, nuestro técnico dijo que “son las mismas que en la Ciudad Deportiva Wanda. Lo que cambian son las gradas. Y no creo que les haya influido el cambio de escenario porque la mayoría de las jugadoras son internacionales”.

Sobre si el equipo notó la ausencia de Meseguer, apuntó que “hay que tener en cuenta el detalle de Silvia, que podía haber forzado y no haber jugado en Tenerife pero ella sabe que no estaba a tope y ha preferido dejar a una compañera. Es un pequeño detalle que la dignifica y dice lo que es el equipo. Hoy, si hubiese forzado se podía haber roto y no habría podido ir a Tenerife”.