Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Derrota inmerecida del Atlético B en Butarque ante el Leganés (2-1)

El Atlético B se quedó en puertas de conseguir algo positivo en Butarque, en un partido en el que los rojiblancos jugaron bien, trataron de tú a tú al Leganés, segundo en la tabla, y le obligaron a encerrarse en su área en los minutos finales y a pedir la hora. La lástima fue el penalti inexistente que señaló el colegiado canario Ramos Rodríguez. No había falta de Álex Quillo sino que el delantero le agarró y el árbitro pitó la pena máxima. Ese gol y una segunda infracción en el segundo gol, tras la cual el rojiblanco César tuvo que ser atendido por un golpe en la nariz, hicieron posible que el Leganés se fuera al descanso con una ventaja que no había merecido. Pero el problema de este Atlético B es que le cuesta mucho hacer gol. De Gea había hecho dos paradas de mérito antes del descanso pero no pudo hacer nada en los dos goles locales. Por el contrario, un zaguero blanquiazul salvó el gol a remate de Aitor Monroy en el minuto 35. Tras el descanso, Guerra y Álex Quillo habían avisado al meta local antes de que Joshua metiera a los rojiblancos en el partido. Los últimos minutos fueron de locura total, con las expulsiones de Javi Vicente y Nacho y con los leganenses achicando balones como podían. La ocasión más clara fue un cabezazo de Sergio Rodríguez que salvó bajo palos un defensa cuando se cantaba el gol en el minuto 93. En suma, derrota inmerecida de un Atlético B que volvió a dar una buena imagen pero que se vuelve con las manos vacías. El próximo domingo, ante el Universidad, volverá a intentar la primera victoria fuera de casa.
etiquetas: