Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

ENORME PARTIDO DE LOS NUESTROS EN UN CALDERÓN VOLCADO

¡Supercampeones de España!

El equipo se proclama campeón de la Supercopa de España después de vencer en el Vicente Calderón 1-0 con un gol de Mario Mandžukić.

D. Soto / Foto: Ángel Gutiérrez

ATLÉTICO DE MADRID 1 – 0 REAL MADRID

Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Godín, Miranda, Siqueira; Tiago, Gabi, Koke, Griezmann (Raúl Jiménez, 73'); Raúl García (Saúl, 89') y Mandžukić (Cristian Rodríguez, 85').

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Ramos, Varane, Coentrão (Marcelo, 70'); Kroos (Cristiano Ronaldo, 45'), Xabi Alonso, Modric ; James Rodríguez (Isco, 65'), Benzema y Bale.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a los locales Tiago (17’), Koke (50'), Griezmann (68'), Raúl García (74'); y a los visitantes Modric (48' y 91'), Xabi Alonso (52'), Isco (78'), Sergio Ramos (89'). También expulsó a Diego Pablo Simeone (26') y por doble amonestación a Modric (91').

INCIDENCIAS: Partido de vuelta de la Supercopa de España. Estadio Vicente Calderón.

GOLES:
1-0. 2’. Mario Mandžukić 
fusila un balón desde la frontal y bate a Casillas.
 

Un tanto de Mandžukić decantó el partido de vuelta de una Supercopa llena de intensidad y emoción hasta el último momento. Tras el 1-1 de la ida, el gol del croata otorgó a nuestro equipo la segunda Supecopa española de nuestra historia. 

Los pupilos de Simeone tuvieron un inicio arrollador y buscaron perforar la portería visitante desde el primer momento. En el minuto 2, en la segunda llegada al área de los nuestros, Griezmann peinaba de cabeza un saque de Moyá y Mandžukić aprovechaba el balón suelto en la frontal para fusilar a Casillas con un gran derechazo que ponía el 1-0 en el marcador.

La lucha y la intensidad del inicio continuó a un gran nivel durante toda la primera mitad. Los visitantes intentaron igualar la contienda y dispusieron de varias ocasiones pero primero Moyá, con una parada espectacular a un zurdazo de James, y luego la zaga rojiblanca desbarataron las oportunidades rivales mostrando una vez más la gran solidez defensiva que tiene nuestro equipo.

En la segunda mitad, los nuestros salieron con la misma intensidad que al comienzo del encuentro y en el minuto 48 una falta botada por Siqueira la remataba Raúl García al larguero. En el rechace posterior Casillas despejó el balón cuando Mandžukić se disponía a cabecear en plancha el esférico. Minutos después, Raúl García dispuso de una nueva opción de batir a Casillas pero su disparo desde la esquina del área se marchó muy cerca del palo.

En los últimos minutos del encuentro, el Real Madrid buscó en largo a sus delanteros pero chocaron una y otra vez contra un equipo que luchó con coraje y corazón gracias a una afición que llevo en volandas en todo momento a su equipo.