Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

SEGUNDA DERROTA DE LAS ROJIBLANCAS ANTE EL LEVANTE

Tocadas pero no hundidas

El Atlético de Madrid Féminas no pudo ante el Levante UD y cosecha su segunda derrota de la temporada. El tropiezo de las pupilas de Jesús Núñez les dejan a cinco puntos del liderato.

Roberto Durán

LEVANTE UD 1 – 0 ATLÉTICO DE MADRID FÉMINAS

Levante UD: Paños; S. Prim, Ruth, Alicia (Mariajo, 90’); Nerea (Sheila, 63’); Anabel, Alhajilla, Alba, Mariví, Buceta (Fernández, 75’); y Bernauer.

Atlético de Madrid Féminas: Lola Gallardo; Leti (Blanca, 88’); Marta Carro, Troyano, Moya, Mitsue (Laurita, 60’); Claudia, Nagore, Amanda, Pisco (Carreño, 82’) y Priscila.

Árbitro: Daniel Yuste (Comité Valenciano). Amonestó en las filas del Levante UD a Alicia (77’) y expulsó al preparador físico Javier Orero. Por parte del Atlético de Madrid Féminas amonestó a Laura Ortiz (80’) y al entrenador Jesús Núñez (30’).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 26ª de la Primera División Femenina. Polideportivo de Nazaret (Valencia). Asistieron al encuentro 250 personas.

EL GOL:

1-0 (23’). Alicia, bate a Lola Gallardo en un mano a mano.

El Atlético de Madrid Féminas tropieza ante el Levante UD con un solitario gol de Alicia en el ecuador de la primera parte (1-0). Las rojiblancas cosechan su segunda derrota de la temporada, ambas a domicilio. El Atlético se queda a cinco puntos del liderato tras el triunfo del Athletic Club. La suerte no acompañó a las discípulas de Jesús Núñez, que no se merecieron tan excesivo castigo. Las madrileñas realizaron una gran segunda mitad y a punto estuvieron de obrar la remontada, pero los palos y Sandra Paños lo evitaron.

El conjunto rojiblanco comenzaba su ‘tourmalet’ particular ante el cuarto clasificado. Iba a ser un duelo en la cumbre entre dos equipos que llegaban en estado de gracia. Las levantinistas se hacen fuertes en su feudo y pocos equipos han conseguido llevarse los tres puntos de Nazaret. Las colchoneras llegaban a su final con la necesidad de sumar los tres puntos para no perder comba al líder.

Tras la derrota del Atlético de Madrid la Liga se pone cuesta arriba, pero no hay nada imposible. Uno de los motivos que hace que el fútbol sea un deporte tan bonito es porque siempre te da la oportunidad de reivindicarte, la revancha de las rojiblancas ya tiene una fecha marcada en el calendario, el próximo domingo 14 de abril ante el Athletic Club. En ese partido pasarán todas las aspiraciones de las madrileñas por el título, a falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato doméstico.

El partido entre el Levante y el Atlético de Madrid se preveía muy igualado. El Atlético intentó instaurar su filosofía desde el primer minuto, e incluso el devenir del encuentro podría haber sido otro si en el minuto 4 Priscila hubiese materializado un centro desde el perfil izquierdo de Pisco, pero el disparo de la sevillana se marchó por encima del larguero.

Dos maneras diferentes de jugar al fútbol, el Levante intentaba sacar el balón con desplazamientos en largo de su guardameta Sandra Paños, mientras que el Atlético intentaba elaborar la jugada desde su portería.

En las botas de Sandra Paños nacería el primer y único gol granota. La guardameta internacional colgaba desde su propia área un centro que hizo que las centrales saliesen de su posición para ganar el balón aéreo. El rechace le cayó a Alicia y sola ante Lola Gallardo la bate con un disparo ajustado al palo.

La reacción no tardaría en llegar, y un lanzamiento de falta de Pisco hizo que Paños se emplease a fondo para detener el disparo. Las acciones a balón parado también fue otra vía para la remontada rojiblanca, pero la zaga granota iba a estar muy segura en todas esas acciones.

Ruth pudo poner tierra de por medio al borde del descanso, pero su lanzamiento tras una jugada de pizarra se marcharía al lateral de la red. El partido llegaba al descanso con el resultado de 1-0. Cuarenta y cinco minutos por delante para que las rojiblancas diesen la vuelta al marcador.

Antes de comenzar la segunda parte, las jugadoras del Atlético se reunieron en una piña y se conjuraron en el centro del campo porque creían en la remontada. Las pupilas de Jesús Núñez saltaron al terreno de juego y el Levante cada vez se encerraba más. Pisco tuvo el empate en una acción de estrategia, Priscila sacaba un córner al segundo palo y la canaria engatillaba un zurdazo que se estrelló en el travesaño. El Atlético iba cada vez a más y comenzó a arriesgar en la línea defensiva, incluso Sheila pudo matar el partido pero su disparo se marchó rozando la escuadra.

Marta Carro y su poderío aéreo fue otra opción para las colchoneras, pero hoy no iba a ser el día. La central la tuvo en la última jugada del partido, pero Paños detuvo sobre la línea de cal. El conjunto colchonero acabó atacando incluso con su guardameta en el último saque de esquina, pero el destino no iba a estar del lado madrileño y finalmente los tres puntos se quedaría en el feudo levantinista.

El equipo en estos momentos está tocado, pero no hundido. Quedan cuatro finales para el final de la Liga y que nadie de por muerto al Atlético de Madrid Féminas, que sacará orgullo y casta en las últimas jornadas. No se le puede reprochar nada a la escuadra colchonera y mucho menos por su segunda derrota en esta temporada.