Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Wanda Metropolitano, desde el anillo de compresión de su cubierta

Vista espectacular desde el anillo de compresión, sobre el córner noroeste del Wanda Metropolitano / Foto: Alberto Molina.
Vista parcial del óvalo que forma el anillo de tracción superior. / Foto: Alberto Molina.
El fondo norte del Wanda Metropolitano con el skyline de la ciudad de Madrid de fondo. / Foto: Alberto Molina.
Una pasarela permite a los operarios moverse por todo el anillo de compresión sobre la grada del Wanda Metropolitano. / Foto: Alberto Molina.
Detalle de la conexión de un cable de acero que une el anillo de compresión inferior con el anillo de tracción superior de la cubierta. / Foto: Alberto Molina.
La instalación del anillo de compresión sobre la grada del Wanda Metropolitano finalizó el pasado mes de noviembre. / Foto: Alberto Molina.
El anillo de compresión está formado por 32 módulos que se fueron montando consecutivamente sobre la grada del Wanda Metropolitano. / Foto: Alberto Molina.
El anillo de compresión, que se eleva sobre la grada del Wanda Metropolitano, tiene una altura de nueve metros. / Foto: Alberto Molina.
El anillo de tracción superior se sitúa a 30 metros sobre el terreno de juego. Una vez se haya izado el anillo de tracción inferior, los dos subirán hasta su cota final. / Foto: Alberto Molina.
El Wanda Metropolitano desde el anillo de compresión situado sobre el fondo sur. / Foto: Alberto Molina.

MÁS FOTOGALERÍAS