Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Adrián estuvo en el acto de AFE y RFEF para dotar de desfibriladores a los campos de Tercera

“Estoy contento, pero esto es fruto de todo el equipo que está haciendo un gran trabajo; llevamos una buena dinámica”

Adrián López, delantero del Atlético de Madrid, fue el representante rojiblanco en el acto de presentación del acuerdo entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) para dotar de desfibriladores a todos los campos de Tercera División. Serán unos 360 desfibriladores Zoll para prevenir la muerte súbita de los futbolistas y espectadores en esta categoría, ya que los estadios de Primera, Segunda A y Segunda B ya contaban con ellos.

El futbolista dijo de la trayectoria del equipo con Simeone en el banquillo “estoy contento, pero esto es fruto de todo el equipo que está haciendo un gran trabajo. Llevamos una buena dinámica. ¿Objetivo? El míster, desde el primer día, ha dicho que hay que ir partido a partido y yo creo que tiene que ser así”.

Después del importante triunfo contra el Athletic, que coloca al Atlético a tan sólo un punto de la Europa League y a cinco de la Liga de Campeones, Adrián cree importante lograr una nueva victoria este próximo domingo contra el Zaragoza en La Romareda. “Hay que intentar lograr varias victorias seguidas, es importante, porque todo está muy apretado”, dijo.

El acto tuvo lugar en el Hotel Eurobuilding de Madrid y han acudido el presidente de la AFE, Luis Rubiales, el portavoz de la Junta Directiva de la RFEF, Jorge Carretero, los vicepresidentes de la Federación de Fútbol de Madrid (FFM) Miguel Ángel San Juan y Víctor Martín, el presidente de Oxidoc, Miguel Vaquer, el exjugador del Salamanca Miguel García y los futbolistas Adrián (Atlético de Madrid), Pedro Ríos (Getafe) y Míchel (Rayo Vallecano).   

La empresa Oxidoc será la proveedora con el 'desfibrilador Zoll', único del mundo de tercera generación, con el que contaban los clubes de las Ligas BBVA, Adelante y de Segunda B y que salvó la vida, entre otros, de Miguel García, actualmente miembro de la Asociación de Futbolistas, y que ahora también dispondrán los clubes más modestos de Tercera.

“Que todos los equipos de Segunda B, y ahora de Tercera, tengan un desfibrilador es un logro que hace unos años no se podía ni pensar, y esto es gracias a la nueva Junta Directiva de la AFE. Es un bien para el fútbol en general”, comentó Jorge Carretero, que subrayó que dicho aparato se usará también para salvar la vida de los aficionados.

Por su parte, el presidente de la AFE expresó su agradecimiento a la Federación Española por asumir el coste, al cien por cien, de los desfibriladores, cuyo coste por unidad se acerca a los 1.500 euros, y en una inversión total que se acercará a los 500.000 euros.

“Quiero agradecer los pasos de la Federación para proteger al futbolista. Desde la AFE le llevamos los problemas reales, económicos y laborales, pero esto es mucho más importante. Si se usa una sola vez es difícil mejorar esa inversión. La vida es mucho más importante. Se trata de poder salvar vidas en Tercera”, manifestó Rubiales, quien confesó que es el acto del que se siente “más orgulloso” desde que llegó a la presidencia de la AFE.

El exjugador Miguel García, imagen de la campaña de Oxidoc, el aparato que le salvó la vida a finales de octubre de 2010 cuando se desplomó en un encuentro del Salamanca contra el Betis, se declaró una persona “afortunada porque aquel día en el campo del Salamanca había un desfibrilador. Pero otros compañeros no suelen disponer de ellos”, indicó García.   

En la presentación del acuerdo entre la AFE y la RFEF se proyectó un video en el que el internacional del Real Madrid Sergio Ramos apoyaba esta campaña para dotar de desfibriladores también en los campos de Tercera. “El corazón de los jugadores de Tercera late igual que el nuestro”, apuntó Ramos.

La mortalidad por enfermedades cardiovasculares es la primera causa de muerte en España, pues representa el 32,5 por ciento de las muertes. Más de 40.000 personas fallecen por infarto cada año y ocho de cada diez podrían salvarse si recibieran una atención inmediata.

etiquetas: