Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Busca en El Sadar el pasaporte a la final

El Atlético de Madrid acude a Pamplona en busca del pasaporte para la final de la Copa del Rey. La casualidad del sorteo ha deparado que el cuadro rojiblanco se enfrente en dos ocasiones al Osasuna en cuatro días. Los enfrentamientos coperos con el conjunto navarro han deparado un triunfo en la temporada 2000-01 en partido único jugado en el Calderón (3-1) y dos eliminaciones rojiblancas en las dos veces anteriores que ambos conjuntos se han cruzado en la Copa del Rey. En la 83-84, en octavos de final, empate en el Calderón (0-0) en la ida para sucumbir en El Sadar (2-1) en la vuelta. Y en la 33-34, en dieciseisavos de final, victoria rojilla en su casa (2-0), con empate (1-1) en Madrid. En esta ocasión, Atlético y Osasuna se cruzan en semifinales, con un puesto en la final en juego. Los rojiblancos, el equipo copero por excelencia en la década de los noventa, con cinco finales disputadas y tres títulos conquistados, quiere volver a conquistar un torneo que le gusta y que es el objetivo de dirigentes, técnicos, jugadores y afición. Para ello hay que enfrentarse a un rival que en la Liga ha atravesado por un bache de juego y resultados hasta que el pasado sábado derrotó al Sevilla en el propio Sánchez Pizjuán. Los verdugos de los hispalenses en la Copa volvieron a hurgar en la herida del equipo de Caparrós, por lo que Osasuna se presenta con moral para el doble choque frente al Atlético.
etiquetas: