Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

FINAL COPA DEL REY JUVENIL

Carlos González: “Va a ser una bonita final”

Este sábado a las 20:00 en el Estadio Municipal Antonio Peroles (Roquetas de Mar), el Atlético se enfrentará al Villarreal en la final de la Copa del Rey. Carlos González, técnico rojiblanco, analiza el partido.

Carlos González, entrenador del Atlético de Madrid Juvenil A, afronta con ilusión la final de la Copa del Rey ante el Villarreal. Reconoce que “el equipo está muy ilusionado por haber llegado una campaña más a este punto de la temporada, por haberse situado de nuevo entre los mejores equipos de España, y con ganas de ponerle la guinda a este curso”.

Tras la buena temporada realizada, el técnico rojiblanco elogia el trabajo que se está realizando en la academia. “A estas edades se recoge el fruto de muchos años de trabajo, estos resultados no son flor de un día. Las generaciones que están llegando estas últimas temporadas al Juvenil A son muy buenas, pero la clave está en que los chicos tienen un alto grado de madurez en División de Honor por haber competido anteriormente en esta categoría como integrantes del Atlético Madrileño. Todas las plantillas del Juvenil A de las últimas campañas han tenido futbolistas que han jugado dos o tres temporadas en División de Honor, incluso sin ser jugadores de último año juvenil, y eso se nota. Se está viendo que dominan la categoría”.

Sobre el equipo rival, el Villarreal, Carlos González apunta que “es una mezcla del Juvenil A del Villarreal del pasado curso y del entonces plantel del Roda, al cual ya nos enfrentamos. Como se esperaba, se ha formado un buen grupo. Es un gran equipo, con buenas individualidades y muy buenos números. No solo ha ganado su liga, sino que además fue subcampeón de la Copa de Campeones”.

“Se va a ver una bonita final,” asegura Carlos. “Espero un encuentro como son todas las finales, muy emocional. Tenemos que controlar nuestras emociones y los pequeños detalles durante los noventa minutos, porque es cierto que en las finales existe el miedo a fallar y eso condiciona los partidos. Nosotros tenemos que centrarnos en nuestro juego, continuar en la misma línea de toda la temporada y hacernos con el partido siguiendo nuestra identidad,” continuaba el técnico rojiblanco.