Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

ATLÉTICO DE MADRID B 1-0 POBLENSE

Camello firma el arranque triunfal de temporada

Un tanto del delantero madrileño en el minuto 10 de partido dio los tres primeros puntos del campeonato a nuestro equipo.

FOTO: Alberto Molina

ATLÉTICO B 1-0 POBLENSE


Atlético de Madrid B: San Román, Ricard, Álvaro García, Mariano, Corral, Sanabria, Toni Moya (Calavera, 87'), Nando (Abde, 67'), Germán Valera (Forcén, 67'), Camello (Medrano, 87') y Soriano (Borja Garcés, 76').


Poblense: Imanol, Pau Cendrós, Calonge, Álvaro de Dios, Víctor (Raúl, 77'), Lucas, Jaime (Damià Ramos, 67'), Miquel, Thomas, Alberto (Mateu Ferrer, 59') y Aitor.


Árbitro: Jaime Ruiz Álvarez (Comité de Asturias). Expulsó por doble amonestación al visitante Calonge (91' y 93'). Mostró cartulina amarilla a los locales Corral (51'), Mariano (65') y Camello (83'); y a los visitantes Álvaro de Dios (41') y Cendrós (81').


GOL:

1-0. 10’. Camello
, a centro de Sanabria.

El Atlético de Madrid B comenzó con victoria la temporada 2020/21, imponiéndose este domingo por 1-0 al Poblense en encuentro correspondiente a la primera jornada del campeonato liguero en el grupo V de Segunda División B.

En una primera parte vibrante, los de Nacho Fernández se adelantaron en el marcador a los diez minutos de juego, por mediación de Sergio Camello. El delantero rojiblanco remató de primeras, en el corazón del área, un centro raso de Sanabria desde banda izquierda, para culminar así un gran contragolpe atlético. Renta en el luminoso que Ricard estuvo cerca de incrementar en el 14', con un cabezazo a centro de Germán Valera que detuvo el portero visitante.

Poco después, en el 20', fue nuestro guardameta San Román quien emergió para mantener la portería a cero, repeliendo un lanzamiento de penalti de Aitor tras mano señalada al propio Germán Valera. Una acción, la del cancerbero alicantino, que insufló energías a sus compañeros, quienes siguieron buscando con ímpetu el segundo gol. En el 26', una falta directa de Toni Moya desde la frontal del área grande se fue rozando la cruceta izquierda y en el 28' y en el 33', sendos testarazos de Germán Valera y Mario Soriano volvieron a entrañar peligro.

Después del paso por vestuarios, el cuadro balear elevó su intensidad, si bien los nuestros supieron sufrir en defensa cuando más apretaba el rival y además tuvieron un puntito de fortuna, viendo cómo Lucas estrellaba un balón en el poste en el 57'.

No obstante, el electrónico no volvería a moverse y los tres puntos se quedaron en casa.