Patrocinadores principales

RIYADH AIR Nike Cívitas

Atlético de Madrid Escudo Atlético de Madrid

ATLÉTICO DE MADRID 2-0 LIVERPOOL

Sólido triunfo del Juvenil A en Alcalá

Gismera y Salim hicieron los goles de nuestro equipo, que completó un gran encuentro y dominó el juego de principio a fin.

FOTO: Sergio Fárago

ATLÉTICO 2-0 LIVERPOOL


Atlético de Madrid: Iturbe, Sergio Díez, Boñar, Ibrahima, David Navarro (Lucas Pérez, 73'), Barrios, Gismera, Curras (Alberto Moreno, 62'), Salim (Ricoy, 80'), Carlos Martín y Vilán (Valdera, 73').


Liverpool: Davies, Bradley, Quansah, Koumetio, Beck, Morton, Stephenson (Bajcetic Maquieira, 46'), Norris (Mabaya, 82'), Balagizi (Frauendorf , 70'), Woltman y Musialowski (Blair, 46').


Árbitro: Ivaylo Stoyanov (Bulgaria). Amonestó con cartulina amarilla al local David Navarro (70') y a los visitantes Beck (22') y Frauendorf (89').


GOLES:

1-0. 26’. Gismera
, desde la esquina derecha del área grande.

2-0. 70’. Salim, de disparo cruzado.

El Juvenil A cosechó un importante triunfo este martes frente al Liverpool, a quien ganó por 2-0 en el duelo correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Youth League.

El encuentro arrancó de manera trepidante y si bien Musialowski dispuso de la primera ocasión del partido -desbaratada a bocajarro por Iturbe en el 15'-, nuestro equipo llegó a disparar hasta en diez ocasiones antes de irse al descanso. Las más claras de ellas, una de Carlos Martín en el 21' que se encontró con una mano providencial del guardameta rival y otra de Pablo Barrios que se estrelló en la madera en el 37'. Entre ambas se intercaló el 1-0, obra de Gismera en el 26', cuando el centrocampista recogió un balón suelto y empalmó un potente tiro desde la esquina derecha del área grande que entró por el palo largo del portero.

El juego disminuyó sus revoluciones tras la reanudación, aunque el dominio continuó siendo rojiblanco. Dominio que Salim refrendó en el 70', materializando el 2-0 después de aprovechar un balón en profundidad a la espalda de la defensa para batir al cancerbero de disparo cruzado.