Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

GIRONA 1-1 ATLÉTICO DE MADRID

Peleado empate en Girona

Nuestro equipo, con un tanto de Ramalho en propia puerta en la recta final, igualó un partido en el cual Stuani adelantó, de penalti, al conjunto catalán.

FOTO: Ángel Gutiérrez

GIRONA FC 1-1 ATLÉTICO


Girona FC: Bono (Iraizoz, 71'), Juanpe, Ramalho, Bernardo, Pedro Porro, Granell, Aleix García (Valery Fernández, 83'), Pere Pons, Roberts (Portu, 66'), Borja García y Stuani.


Atlético de Madrid: Oblak, Arias (Gelson, 74'), Savic, L. Hernandez, Saúl, Thomas, Rodrigo (Correa, 64'), Koke, Lemar, Griezmann y Diego Costa.


Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Griezmann (17'), Koke (40'), Thomas (72'), Saúl (89') y Diego Costa (89').


GOLES:

1-0. 45+’. Stuani
, de penalti.
1-1. 83’. Ramalho, en propia puerta.

En un duelo en el cual nunca se dio por vencido y en el que buscó el gol con ahínco, nuestro equipo firmó tablas este domingo frente al Girona FC en Montilivi (1-1), en el choque correspondiente a la decimocuarta jornada del campeonato liguero.

Aunque el conjunto local dispuso de las primeras ocasiones de gol del partido, con sendos disparos de Granell, Aleix García y Stuani, fue nuestro equipo quien más próximo estuvo a inaugurar el marcador transcurrida ya la media hora de juego, mediando un potente tiro de Saúl desde la frontal del área pequeña que se estrelló en el travesaño, tras una gran triangulación con Costa y Griezmann. Sin embargo, de lo pudo ser el 0-1 pronto se pasó al 1-0, cuando el propio Stuani convirtió un lanzamiento de penalti justo antes del paso por vestuarios.

Conforme siguieron pasando los minutos, los pupilos de Simeone se volcaron sobre la meta de Gorka Iraizoz, quien mediado el segundo tiempo sustituyó a un Bono que se marchó lesionado. En el 74', Ángel Correa intentó sorprender al guardameta navarro desde lejos y en el 76', con un disparo dede la esquina derecha del área grande que golpeó en un defensa y se fue a córner.

El delantero argentino lideró así el asedio de nuestro equipo, que a punto estuvo de marcar el 1-1 ya en el 77' de no ser por un paradón a bocajarro del citado Iraizoz a Saúl. No obstante, tanta insistencia acabó encontrando premio en el 83', cuando un excelso y lejano pase en profundidad del propio Correa desde posiciones defensivas y buscando la velocidad de Costa fue enviado al fondo de la red por Ramalho, presionado por el ariete hispano-brasileño.