Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

VALLADOLID 2-3 ATLÉTICO DE MADRID

Tres importantes puntos en la última salida del año

Los goles de Nikola Kalinic y de Antoine Griezmann, éste por partida doble, nos otorgaron la victoria en el José Zorrilla.

FOTO: Ángel Gutiérrez

VALLADOLID 2-3 ATLÉTICO


Real Valladolid: Masip, Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Nacho, Keko, Míchel (Borja, 86'), Rubén Alcaraz, Toni Villa (Leo Suárez, 75'), Plano (Verde, 84') y Ünal.


Atlético de Madrid: Oblak, Arias, Savic, Godín, Filipe Luis (Thomas, 60'), Rodrigo, Koke, Correa (Gelson, 75'), Saúl, Kalinic (Vitolo, 69') y Griezmann.


Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Plano (23'), Toni Villa (27'), Kiko Olivas (45') y Alcaraz (90+'); y al visitante Koke (78').


GOLES:

0-1. 26’. Kalinic
, entre las piernas de Masip.
0-2. 45+’. Griezmann, de penalti.
1-2. 57’. Calero, de cabeza a la salida de un córner.
2-2. 63’. Saúl, en propia puerta.
2-3. 80’. Griezmann, con la zurda tras varios rechaces después de un saque de esquina.

En su último compromiso lejos del Wanda Metropolitano en este año 2018, nuestro equipo cosechó un valioso triunfo frente al Real Valladolid en el Estadio José Zorrila, donde un doblete de Griezmann, precedido de un tanto de Kalinic, nos dio la victoria por 2-3 en el duelo correspondiente a la decimosexta jornada del campeonato liguero.

Con un lejano y escorado disparo que atrapó Masip en el minuto 8, Saúl lanzó el primer aviso en un arranque de encuentro no obstante escaso de oportunidades de gol, hasta que Kalinic inauguró el luminoso. El el 26', un balón recuperado por Rodrigo en el centro del campo y bien distribuido por Correa le llegó a Griezmann en banda derecha, quien con un túnel a Calero asistió para que el croata marcara también entre las piernas del cancerbero rival.

Esta diana despertó de su letargo al partido, que ganó en ritmo y emoción hasta el descanso. Acto seguido del tanto rojiblanco, sendos remates de Plano y Ünal se marcharon fuera rozando el larguero y el poste izquierdo y justo después, Masip se lució con una espectacular mano a tiro de Griezmann. Un tiro que sin embargo había golpeado previamente en el brazo de Olivas, por lo que la acción finalizó en penalti. El propio delantero galo fue el encargado de transformar la pena máxima, con un lanzamiento fuerte, alto e inalcanzable a la izquierda del guardameta.

A la vuelta de los vestuarios, el cuadro blanquivioleta se volcó sobre nuestro arco y ya en el 47' estuvo cerca de recortar distancias, con una ocasión de Ünal que sacaron bajo palos entre Arias y Oblak. Pero los pupilos de Sergio González siguieron intentándolo y en dos saques de esquina restablecieron las tablas. En el 57', Calero hizo el 1-2 de cabeza y en el 63', una cesión del propio Ünal desde el segundo palo hacia el corazón del área pequeña tocó en Saúl y se convirtió en el 2-2.

Curiosamente, también de un córner nacería el 2-3, tras unos minutos en los cuales el partido se tomó un respiro. En el 80', después de una serie de rechaces, Griezmann cazó la pelota y de un zurdazo al palo largo de Masip nos dio los tres puntos.