Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

LOS NUESTROS JUGARON CON 10 POR LA EXPULSIÓN DE DIEGO COSTA EN EL 28

Derrota en el Camp Nou

Gran trabajo de los nuestros ante el Barcelona, sobre todo desde que fue expulsado Diego Costa en el minuto 28. Oblak frenó a los azulgrana hasta que, al final, Luis Suárez y Messi acertaron en los últimos minutos.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

BARCELONA 2 – 0 ATLÉTICO

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, 84’), Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Arthur (Malcom, 63’); Messi, Luis Suárez y Coutinho (Aleñá, 80’).

Atlético de Madrid: Oblak; Arias (Correa, 35’), Giménez, Godín, Filipe Luis (Morata, 58’); Koke, Thomas, Rodrigo (Juanfran, 88'), Saúl; Griezmann y Diego Costa.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Roja directa a Diego Costa (28’). Mostró tarjeta amarilla a lo locales Piqué (74’), Lenglet (78’) y Luis Suárez (85'); y a los visitantes Thomas (27’), Giménez (28’), Godín (29') y Saúl (71’).

GOLES:
1-0. 85’. Luis Suárez,
desde fuera del área.
2-0. 87’. Messi, tras un contragolpe.

 Partido trepidante desde el principio en el Camp Nou, con dos equipos que buscaron el gol desde el principio. El primero en abrir las hostilidades fue el Atlético, con un cabezazo de Diego Costa que se marchó alto tras centro de Filipe Luis en el minuto 9. La respuesta tardó poco y fue Jordi Alba el que estrelló un pase de Messi en el poste derecho de la meta de Oblak. Luis Suárez envió alto un disparo en el 19 y Griezmann, con la derecha, puso a prueba a Ter Stegen.

Pero llegó la jugada polémica con la expulsión de Diego Costa en el minuto 28 y, a partir de ahí, los nuestros siguieron firmes en su planteamiento, con Thomas de lateral derecho y con Correa, que entró por Arias, en el lugar del ghanés. Pese a todo, las ocasiones hasta el descanso fueron del Barcelona. Coutinho, por dos veces, y Messi se estrellaron en nuestro guardameta.

Tras el descanso el equipo salió bien, concentrado y sabiendo leer el partido, controlando el esférico en diversas fases, aunque sin llegar con demasiado peligro al área azulgrana. Los locales se encontraron con un muro llamado Oblak. Primero fue Messi, después Luis Suárez y otra vez Messi los que vieron cómo el esloveno desbarataba una a una las oportunidades de los azulgrana. Los nuestros tuvieron una falta directa ejecutada por Griezmann que atajó Ter Stegen.

En el minuto 69, Oblak volvió a estar inconmensurable con una doble parada, primero a remate de Messi y después, en el rechace, a Malcom. Poco después, en el 75, Rodrigo, de cabeza, en una falta lanzada por Griezmann, cabeceó rozando el larguero. Pero, en dos minutos, en la recta final del choque, decidió el Barcelona con un disparo de Luis Suárez desde la frontal y otro de Messi en un contragolpe.