Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

SANABRIA, DE PENALTI, Y JOSÉ MARTÍNEZ, EN PROPIA META, MARCARON LOS GOLES

Derrota en El Requexón

Sanabria, de penalti, adelantó a los nuestros muy pronto. Ugarte y Vanderson remontaron en la primera parte y Riki puso el 3-1. Borja Garcés regresó tras 7 meses lesionado. En la prolongación llegaría el gol que suponía el 3-2 final.

F. de Haro / FOTO: A. Molina

OVIEDO B 3 – 2 ATLÉTICO B

Oviedo B: Jaume Valens; Jorge Mier, José Martínez, Ugarte, Alarcón, Javi Mier (Viti, 72’), Steven, Riki, Pierre (David Amez, 53’), Rober Sierra y Vanderson (Tarsi, 78’).

Atlético de Madrid B: Diego Conde; Ricard, Mejías, JC, Manu Sánchez; Riquelme (Mikel Carro, 70'), Sanabria, Toni Moya, Germán Valera (Cedric, 63'); Óscar Clemente (Borja Garcés, 60’) y Camello.

Árbitro: González Hernández (Comité Castellano-leonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Alarcón, José Martínez, Amez y Viti; y al visitante Borja Garcés.

GOLES:
0-1. 6’. Sanabria
transforma un penalti cometido por mano de un defensa local a disparo de Riquelme.
1-1. 11’. Ugarte.
2-1. 43’. Vanderson, de disparo lejano.
3-1. 59’. Riki.
3-2. 95’. José Martínez, en propia meta,
tras disparo de JC.

Derrota por la mínima en Oviedo ante el filial azul en un partido intenso y vibrante en el que los locales fueron más certeros. La mejor noticia rojiblanca es la vuelta de Borja Garcés a los terrenos de juego en El Requexón después de 7 meses lesionado.

Primera parte igualada en El Requexón, con mucho centrocampismo y con pocas ocasiones de gol. Los nuestros se adelantaron pronto gracias a un penalti transformado por Sanabria. Riquelme había disparado a puerta pero un defensa local interceptó el esférico con la mano y el árbitro indicó penalti. Sin embargo, poco duró la alegría, pues Ugarte puso el empate en el marcador cinco minutos después.

El Atlético B intentó volver a ponerse por delante con internadas por las bandas mientras que el conjunto carballón lo hacía con centros. Precisamente, cuando el partido iba camino de acabar con 1-1 en la primera mitad, un lanzamiento escorado de Vanderson significó el 2-1, un disparo imparable para Diego Conde.

Tras el descanso, los nuestros siguieron intentándolo pero recibieron un nuevo mazazo en forma de gol al cuarto de hora del segundo acto. Riki ponía el 3-1 y el partido cuesta arriba. Sin embargo, fue el momento de Borja Garcés, que regresaba a una convocatoria tras la grave lesión sufrida 7 meses atrás. El melillense entró por Óscar Clemente para intentar recortar distancias. El gol de la esperanza llegaría tarde, en el último minuto de la prolongación y no habría tiempo para más. El Oviedo B cercenó la racha de 9 partidos consecutivos invicto del Atlético B, que se mantiene en el segundo puesto, a 3 puntos del Atlético Baleares.