Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Don Enrique Cerezo encabezó la delegación atlética en la cena de gala de la final

Tenemos cariño a la Europa League porque nos ha devuelto la ilusión

La gran final de la UEFA Europa League se puso en marcha en la noche del martes en la tradicional cena de gala, a la que asistieron representantes de la UEFA, el Club Atlético de Madrid y el Fulham, además de diferentes personalidades, tanto de la ciudad de Hamburgo como de otras instituciones. En el edificio del Ayuntamiento de la ciudad germana tuvo lugar este acto, al que asistió en pleno la delegación rojiblanca.

Don Enrique Cerezo, como Presidente, lideró la representación del Club Atlético de Madrid, que estuvo formada por Don Miguel Ángel Gil (Consejero Delegado), Don Severiano Gil (Consejero), Don Óscar Gil (Consejero), Don Miguel Pérez (Consejero), Don Lázaro Albarracín (Vicepresidente del Área Social), Don Antonio Alonso (Vicepresidente del Área Comercial), Don Clemente Villaverde (Gerente), Don Jesús García Pitarch (DirectorDeportivo) y Don Fernando Fariza (Director General de Área Social).

También estuvieron presentes Don Michel Platini (Presidente de la UEFA),  Vicepresidentes de la UEFA, representantes de la Federación Alemana de Fútbol, la Concejala de Deportes del Ayuntamiento de Hamburgo, y diversas personalidades del deporte europeo y alemán.

 Don Enrique Cerezo expresó en su discurso su “profundo agradecimiento por la excepcional bienvenida que nos habéis brindado desde nuestra llegada a la ciudad de Hamburgo, así como manifestar el sentimiento de orgullo que como Presidente del Club Atlético de Madrid siento al estar aquí con todos ustedes. Disputar finales europeas significa para nuestra entidad seguir haciendo historia, como también lo es  ser protagonista, junto con el Fulham, de la primera edición de la nueva UEFA Europa League. Es por esta razón que afrontamos este partido con  toda la alegría, el entusiasmo y la satisfacción de un Club con una gran tradición, que vuelve a vivir una de las citas que más expectación genera en el fútbol europeo”.
 
El Presidente rojiblanco destacó “la imagen de los centenares de aficionados rojiblancos, que a pesar de tener garantizada su entrada han pasado noches al frío, haciendo cola fuera de nuestro estadio para tener un sitio reservado en el Hamburgo Arena es la demostración de la enorme ilusión con la que nuestros seguidores están esperando esta final”, subrayando que “la UEFA ha evolucionado muy deprisa, como también lo ha hecho Europa. En 1986, fecha de nuestra última final continental, Europa  estaba dividida. Ahora, en cambio, vemos a un continente unido en el que las manos tendidas entre los pueblos son el común denominador de las nuevas generaciones”.
 
Para el mandatario atlético nos encontramos ante “una Europa con un fuerte espíritu de confraternización, que verá cómo un equipo español y uno inglés disputarán un título en un campo de fútbol alemán. Y qué mejor marco para hacerlo que una ciudad que sus habitantes denominan con orgullo ‘La Puerta del Mundo’ y que recibe con su habitual cariño a los aficionados españoles e ingleses que inundarán sus calles de colorido en ese ambiente especial que sólo una final puede brindar”.
 
Don Enrique Cerezo recordó que “hace dos días se celebró el 60 aniversario de la declaración de Robert Schuman, que lanzó su propuesta de una Europa organizada que garantizara la paz, y estoy seguro de que él estaría satisfecho de ver cómo España, Reino Unido y Alemania están unidos de la mano del Atlético de Madrid, del Fulham y del Hamburgo, para vivir un acontecimiento único como es la final de la Europa League. Estamos ante la más clara manifestación de la esencia del fútbol como instrumento vertebrador, capaz de superar las fronteras, acercar culturas y de estrechar los lazos entre personas y países a través de la pasión por este deporte”.
 
 
Por otra parte, significó que “esta temporada, primero la Champions League y después la Europa League, nos han llevado por Grecia, Portugal, Inglaterra, Chipre y Turquía, dándonos la oportunidad de conocer mucha gente y muchos lugares, y de disfrutar de grandes partidos y grandes emociones. Todos estos viajes culminaron en Liverpool, donde el gol de Diego Forlán nos selló el pasaporte para llegar aquí”.
 
Don Enrique Cerezo apuntó que “en una temporada en la que hemos sufrido muchos altibajos en la Liga, la Europa League nos ha permitido soñar, siendo una especie de camino paralelo en el que nuestro equipo, mucho más brillante e inspirado, ha sabido reinventarse a sí mismo y encontrar las circunstancias ideales para mostrar su mejor cara y expresar su mejor fútbol. Por eso le tenemos un cariño especial a esta competición, porque nos ha devuelto la ilusión. Quiero aprovechar la ocasión para felicitar a la UEFA por apostar por este nuevo formato de la Europa League que, sin duda,  ha ganado en atractivo e interés para todos”.
 
Y para acabar afirmó que “ahora que hemos llegado al término de esta aventura, aficionados españoles e ingleses estamos soñando con cumplir nuestros deseos y proclamarnos campeones. Pero sabemos que uno de los dos equipos acabará el partido bañado con sonrisas y alegría y que el otro, por el contrario, lo hará con la triste sensación de la derrota. Sin embargo, lo que sí espero por encima de todo es que todos disfrutemos de un gran espectáculo en el que reine la deportividad, de tal forma que para el Atlético de Madrid y el Fulham, que hasta ahora nunca se han enfrentado en su historia, haya un antes y un después de éste 12 de mayo en el conocimiento y el respeto de cada uno de nosotros por nuestro rival”.  
etiquetas: