Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL ATLÉTICO TUMBÓ AL CAMPEÓN DE EUROPA EN ANFIELD

Dos goles de Llorente y uno de Morata y a cuartos

Gran partido de los nuestros en el campo del campeón de Europa. El gol de Wijnaldum llevó a la eliminatoria a la prórroga. Firmino puso el 2-0 y dos zapatazos de Llorente igualaron el partido. Un tanto postrero de Morata firmó la victoria y el pase a cuartos a lo grande.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

LIVERPOOL 2 – 3 ATLÉTICO

Liverpool: Adrián; Alexander Arnold, Jou Gómez, Van Dijk, Robertson; Oxlade-Chamberlain (Milner, 82’), Henderson (Fabinho, 106’), Wijnaldum (Origi, 106’); Salah, Firmino (MInamino, 113’) y Mané.

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier (Vrsaljko, 91’), Savic, Felipe, Lodi; Correa (Giménez, 106’), Thomas, Saúl, Koke; João Félix (Morata, 103’) y Diego Costa (Llorente, 56’).

Árbitro: Danny Makkelie (Neerlandés). Mostró tarjeta amarilla al local Alexander Arnold (119’); y a los visitantes Morata (119’) y Saúl (120’).
GOLES:
1-0. 43’. Wijnaldum
cabecea a la red un centro de Oxlade-Chamberlain.
2-0. 94’. Firmino cabecea al poste, recoge el rechace y marca.
2-1. 97’. Llorente anota desde la frontal tras un pase de João Félix.
2-2. 105’. Llorente recibe un pase de Morata y bate de tiro raso a Adrián.
2-3. 120’. Morata ajusta un disparo ante la salida de Adrián tras pase de Llorente.

Hace 10 años el Atlético superó al Liverpool en una semifinal de la Europa League gracias a un gol de Forlán en la prórroga. Como entonces, en esta ocasión el partido se fue a la prórroga pero en lugar de un gol, los nuestros hicieron tres. Llorente, que salió en el minuto 56, fue el héroe de los nuestros con dos latigazos que superaron a Adrián, sentenciando el partido y la eliminatoria. Ya al final, un pase de Llorente lo aprovechó Morata para hacer el definitivo 2-3. Gran partido de todo el equipo con un esfuerzo tremendo y solidario de todos los jugadores que saltaron al terreno de juego.

Los nuestros entraron muy bien al partido. Cuando no se había cumplido el minuto 1, un pase de João Félix a Diego Costa acabó con remate del ariete que salió rozando el poste izquierdo. Fue la primera ocasión para mostrar al Liverpool las intenciones de un equipo que salió bien plantado en el campo. El conjunto de Klopp lo intentó desde el principio pero se encontró con un equipo firme atrás y que no daba opciones. Wijnaldum cabeceó la primera ocasión para los ingleses y atajó Oblak cuando se cumplía el minuto 5. Al cuarto de hora fue Oxlade-Chamberlain el que disparó y despejó Oblak.

Tras una fase sin ocasiones claras de gol llegó una nueva ofensiva del Liverpool con dos ocasiones, una de Mané y otra de Firmino, a las que respondió Oblak. Lo que no pudo impedir fue el testarazo de Wijnaldum en el 43 a centro de Oxlade-Chamberlain. El equipo jugó una buena primera parte, no cediendo a los ataques del Liverpool y con un trabajo tremendo de todo el equipo.

El Liverpool salió fuerte en la segunda mitad. Salah avisó a Oblak en el 48, pero nuestro guardameta atajó el disparo. Oxlade-Chamberlain lo intentó poco después pero el esloveno desvió a la esquina. Los nuestros dieron muestras de peligro en el 56, con un disparo de João Félix que detuvo Adrián. La respuesta no se hizo esperar y Oblak realizó un paradón a disparo de Alexander Arnold. De nuevo João Félix lo intentó y despejó Adrián. Los ingleses tuvieron la más clara de la segunda mitad en un cabezazo de Firmino que se estrelló en el larguero en el 67. Y, en el 69, otra vez Arnold con despeje de Oblak.

La ocasión de los nuestros llegó en el 92, en el último minuto de la prolongación. Una falta lateral sacada por Lodi la cabeceó a la red Saúl, aunque el gol fue anulado por fuera de juego. Con el 1-0 se llegó al final, igual que hace 10 años, en aquélla semifinal de la Europa League.

Y, como entonces, el Liverpool volvió a marcar. Lo hizo Firmino en el 94, pero los nuestros no se rindieron y, poco después, en el 97, un mal despeje de Adrián lo recogió João Félix, cedió a Llorente y éste, desde la frontal, ajustó un disparo letal pegado al poste izquierdo de la meta inglesa. Igual que hace 10 años, hacía falta un gol para asestar el golpe letal al conjunto de Klopp. Un gol que acusó el Liverpool porque, justo al filo del descanso de la prórroga, otro zarpazo de Llorente, tras un contragolpe llevado por Morata, acabó con el disparo del ‘14’ en la jaula ante el delirio de los casi 3.000 rojiblancos en las gradas de Anfield Road. Hubo tiempo para que Morata, a pase de Llorente, sentenciara el partido y la eliminatoria.