Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético B logró un meritorio empate ante el Pontevedra (1-1)

El Atlético B volvió a mostrar su mejor cara cuando se encontraba acuciado por las numerosas bajas que sufre, sobre todo el defensa. Un golazo de Axel al minuto de juego hizo soñar a la parroquia rojiblanca con un triunfo que se pudo materializar en la primera media hora de juego, merced al buen manejo de balón, a la intensidad y a las ocasiones de los jugadores de Abraham García. Pero la experiencia del Pontevedra hizo que sacaran petróleo de la primera ocasión que tuvieron, a balón parado, y eso fue determinante, ya que los últimos minutos de la primera mitad fueron para los gallegos y ahí estuvo soberbio Mario Ruyales, en los minutos 43 y 44, sacando sendas manos salvadoras cuando el gol rondaba su portería. El partido comenzó como suele hacer el Atlético B, con un ritmo de juego infernal. Tal es así que pilló dormido al Pontevedra y Axel aprovechó para marcar un gol de bandera. Noqueados por el mazazo, los rojiblancos controlaron el juego y poco a poco se fueron acercando de nuevo. Bonis salvó un disparo de Casabella en el 25, con réplica gallega de Sergio Castaño, que envió un disparo al travesaño en el 28. A renglón seguido, Batres roba un balón se marcha sólo ante Bonis, pero el meta granate le consigue arrebatar el balón en el mano a mano. Luego, en el 33, un defensa visitante salvó bajo los palos un cabezazo de Casabella que ya entraba. Fue el preludio del gol del empate, conseguido a balón parado, en una jugada muy trabajada y de la que sacaron provecho los de Xavi Gracia. Tras el descanso, el partido fue muy trabado, con pocas oportunidades de gol y juego en el centro del campo sin que hubiera ideas claras por ambas partes. Los gallegos, a medida que pasaban los minutos, fueron dando por bueno el empate y casi se quedan sin el punto, si Axel no llega a cruzar en exceso un centro-chut en el 86. En suma, buen resultado del Atlético B ante uno de los equipos más fuertes de la categoría y que venía de derrotar en la Copa del Rey al Zaragoza.
etiquetas: