Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Dos goles de Aquino y uno de Alex de la Rosa firman la goleada de los de Oscar Mena

El Atlético C se reencuentra con la victoria ante el Alcorcón B

Importante victoria del Atlético C en la Ciudad Deportiva frente al Alcorcón B (3-0). Aquino marcó dos goles y Alex de la Rosa, de falta directa, hizo el otro.

Tomás Calvo

ATLÉTICO DE MADRID C 3 - 0 ALCORCÓN B

Atlético de Madrid C: Javi González; Alex de la Rosa (Gregorio, 85’),Pablo Trigueros, David Gómez, Galass; Iván Calero, Dani Márquez, Toni Vela; Josito (Doménech, 72’), Ian (Samaniego, 78’) y Aquino.

Alcorcón B: Tito; Corcobado, Cañas, Chema, Josema; Raúl (Rubén, 72’), Dani (Roberto, 78’), Castaño, Sánchez (Adrián, 36’); Gorka y Morais.

Árbitro: Cortés Romero (Comité Madrileño). Mostró tarjeta amarilla al local Galass (4’); y a los visitantes Dani (37’) y Chema (62’).

GOLES:
1-0. 57’. Aquino
resuelve un mano a mano.
2-0. 68’. Alex de la Rosa, de golpe franco directo.
3-0. 75’. Aquino vuelve a marcar tras resolver otro mano a mano con el meta.

 El Atlético de Madrid C volvió a sonreir en la Ciudad Deportiva de Majadahonda tras golear al Alcorcón B en un partido completo de los discípulos de Oscar Mena. Tras un primer tiempo igualado, en el que hubo ocasiones por ambos bandos, el equipo rojiblanco se hizo con el partido nada más comenzar la segunda mitad. Las ocasiones se fueron sucediendo y el acierto fue determinante.

Aquino logró abrir la lata con un gol marca de la casa. Recibió un pase en profundidad, se fue de su marcador, encaró al portero y ahí fue letal. Ese gol tranquilizó a los rojiblancos, que sacaron lo mejor de sí. Dejaron su portal a cero y, con el golazo de falta directa de Alex de la Rosa, el partido estaba prácticamente decantado. La puntilla llegó en una jugada calcada a la del primer gol y Aquino fue, de nuevo, decisivo con un gol que redondeaba una goleada merecida para un equipo que ahora va a afrontar tres partidos contra rivales directos en las próximas jornadas.

Se da la circunstancia que al final pudo jugar Iván Calero en los rojiblancos y se pudo enfrentar al equipo que dirige su padre, Julián Calero. Con la familia en la grada, el hijo se llevó el triunfo ante el padre y participando activamente en la goleada.