Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético celebró la comida de Navidad en Los Ángeles de San Rafael

Todos los colectivos rojiblancos se reunieron en el Club de Golf

El Club Atlético de Madrid celebró la habitual comida de Navidad el lunes 20 de diciembre en el marco incomparable del Club de Golf de Los Ángeles de San Rafael, en Segovia. Hasta allí acudieron todos los colectivos de la entidad, como son la plantilla de primer equipo y representantes del segundo y tercer equipo, así como empleados, representantes de la cantera, directivos, entidades financieras, patrocinadores y medios de comunicación.   Hay que destacar que entre los asistentes estuvo el nuevo jugador del primer equipo Elías Mendes, centrocampista brasileño que será presentado el martes 21 y que en la mañana del lunes 20 llegó a Madrid y pasó el preceptivo reconocimiento médico antes de hacerse oficial su fichaje. No pudo estar con sus compañeros Diego Forlán por culpa de un proceso febril.   No  pudieron asistir a esta comida de Navidad Don Miguel Ángel Gil Marín, Consejero Delegado, y Don Emilio Gutiérrez, Director del Área Comercial, Márketing y Comunicación, que por problemas con los enlaces aéreos por el mal tiempo no pudieron acompañar a todos los presentes. Sin embargo, Don Clemente Villaverde, Gerente de la entidad, fue el encargado de leer las palabras que quiso dedicar Don Miguel Ángel Gil a los presentes: “Estimados amigos:
 
Ante todo pediros sinceras disculpas por no poder esta con vosotros en una día como hoy, día que aprovechamos todos los años para convivir los diferentes colectivos que conformamos el Club Atlético Madrid, así como felicitaros la fiestas y desearnos  salud  para poder alcanzar los objetivos marcados para el 2011, así como hacer un breve repaso de lo que ha sido el año que concluye.
 
Me gustaría agradecer a todos y cada uno de los colectivos y personas que hoy estáis en la comida de Navidad del Club vuestra presencia. Presidente, compañeros de Consejo de Administración, Primer Equipo con su Cuerpo Técnico a la cabeza, representantes tanto del Segundo Equipo como del Fútbol Base, así como de las Escuelas del Club que integran a más de dos mil chicos, Presidenta y equipos que conforman el Atlético Féminas, Colectivo de Veteranos,  Senadores del Club, Voluntarios (con una labor cada vez más relevante en el Club), Agrupación de Peñas, Medios de Comunicación, Patrocinadores, representantes de las Entidades Financieras, y, por supuesto, a todos y cada uno de los trabajadores del Club y compañeros míos de trabajo. Lo cierto es que el año 2010 se puede considerar un año como para recordar por todos los atléticos. En este año hemos disputado tres finales, hemos ganado dos títulos, con los que hemos incrementado nuestro palmarés deportivo. Asimismo, hemos conseguido que  una serie de Jugadores formados en nuestra casa se hayan incorporado definitivamente al Primer Equipo, así como que otros estén jugando en la presente temporada en diferentes equipos de fútbol profesional español.
  Por otra parte, hemos conseguido mantener la confianza tanto de nuestros abonados y titulares del carnet de socio, como de las marcas que patrocinan a nuestro Club, confianza necesaria para seguir creciendo, tanto a nivel presupuestario, como a nivel del valor de la Marca Club Atlético de Madrid.
 
Otro de los aspectos fundamentales del 2010 ha sido la consolidación definitiva de una de las dos infraestructuras de nuestro proyecto patrimonial: el nuevo Estadio. En este año el Club ha conseguido formalizar los acuerdos pertinentes con la empresa constructora FCC, a la cual ha transmitido los aprovechamientos inmobiliarios ubicados en el ámbito Mahou-Calderón, y han concluido las negociaciones para fijar el valor de las obras de nuestro nuevo Estadio. Todo ello derivará en que las mismas, una vez ha concluido la modificación del proyecto inicial de nuestro Estadio,  puedan iniciarse a lo largo del primer trimestre del año que comienza.
  Han sido negociaciones duras y laboriosas, pero creedme,  ha merecido la pena. La modificación del proyecto va a permitirnos tener el Estadio que cualquiera querría soñar. Donde podremos ofrecer, por primera vez en nuestra historia, diversidad de servicios al alcance de nuestros aficionados. Por otro lado, las negociaciones en el aspecto económico han sido especialmente duras, principalmente por la crisis que sufre el sector inmobiliario en general, y nuestro país en particular.
 
Por último y para terminar de analizar el año 2010, en él se ha  puesto en marcha un proyecto apasionante que permitirá que la Marca Atlético de Madrid tenga presencia en un gran número de países pertenecientes a los cinco continentes.  Es el Proyecto Internacional de nuestro Club “Un Equipo para el Mundo”.

Hemos alcanzado acuerdos con los equipos más representativos de China, Tailandia, Marruecos, Emiratos Árabes, y en la actualidad estamos cerrando negociaciones  e iniciando conversaciones con equipos relevantes de Corea, Japón, Brasil, Méjico, Estados Unidos y Reino Unido.
 
No tengo duda de que con el diseño del programa de colaboración entre los clubes que están inmersos en el proyecto, se incluyen aspectos de índole  social, mediático, deportivo, comercial,  y el  político a desarrollar  por  las embajadas, que permitirán a nuestro Club que su Marca sea reconocida en todos estos países, con la consiguiente obtención de beneficios deportivos, de patrocinio, y de acercamiento de nuestra cultura, nuestro fútbol y, nuestro país, al resto de los países de los equipos citados.   Para el 2011, me gustaría tan solo, y tanto,  al mismo tiempo!!, salud, para poder continuar con el desarrollo de nuestro trabajo en el crecimiento de nuestro Club, en el que serán aspectos fundamentales de nuestra gestión: 1.     El inicio de las obras del Nuevo Estadio 2.     Aprobación definitiva del plan parcial del ensanche norte de Alcorcón, lo que conllevará la consolidación de un sueño perseguido durante muchos años: tener en propiedad la mayor Ciudad Deportiva de Europa, siendo esta la segunda de las infraestructuras, tras el Estadio, de nuestro proyecto patrimonial. 3.     Volver a disputar en 2011 la Liga de Campeones. 4.     Que los diferentes equipos que conforman el Fútbol Base del Atlético de Madrid y el Atlético de Madrid Féminas sigan formando a personas y futbolistas con el fin de seguir compitiendo y proyectando en todos los campos de España la mejor imagen del Club. 5.     Consolidar definitivamente nuestro Proyecto Internacional.   Y ya para terminar, tan sólo desear para todos los atléticos salud y que puedan seguir disfrutando de su club y de sus equipos, y una vez más daros a todos las gracias de corazón por vuestra presencia aquí con nosotros'.
  Don Enrique Cerezo, Presidente del Club Atlético de Madrid, ejerció de anfitrión con un discurso de bienvenida a todos los presentes y en el que felicitó la Navidad, se congratuló de los éxitos de este 2010 que termina y brindó por los que puede deparar el próximo año. Además, tuvo un recuerdo especial para los que ya no están entre nosotros, como los ex jugadores Arteche y Marcel Domingo, y el padre del delegado del primer equipo, Pedro Pablo Matesanz, y el padre de nuestra compañera Charo García. El Presidente señaló que “en primer lugar, quiero dar la bienvenida, en nombre de todo el Consejo de Administración del Club Atlético de Madrid, a todos vosotros, por estar hoy aquí en nuestro tradicional encuentro navideño.
 
No cabe duda de que éste es un momento especial en el que nos damos cita componentes de la primera plantilla, empleados, directivos, entidades financieras, empresas patrocinadoras y medios de comunicación, para que, alejados de la presión del día a día, podamos disfrutar más en profundidad de de las relaciones humanas y del placer de estar juntos.  
 
Siempre nos hemos alegrado de reunir en estas fechas a todos los colectivos que forman parte de nuestra entidad y que colaboran con ella, y es una gran satisfacción ver cómo todos los años somos más, pues esto significa que la familia atlética va creciendo.
  Todos los que estamos aquí, lo estamos por diferentes razones, pero tenemos en común algo precioso: el privilegio de estar al servicio al Atlético de Madrid y de trabajar dentro de un sector cargado de emociones y de sentimientos, en donde millones de aficionados nos apoyan con la esperanza de lograr grandes metas.  Como corresponde por estas fechas, en el discurso de Navidad se suele hacer siempre balance de lo que ha ocurrido a lo largo de todo el año, renovando deseos y esperanzas para el año venidero. 
 
En un año pasan siempre muchísimas cosas, pero en nuestro sector, por el ritmo frenético que caracteriza el fútbol, parece que pasen aún más. En este deporte la actualidad lo devora absolutamente todo, por lo que es muy  difícil mantener un mismo pensamiento válido en el tiempo. Las sensaciones y las opiniones sobre el equipo son susceptibles de cambiar continuamente, dependiendo del último resultado conseguido por el equipo, por lo que un discurso puede parecer anticuado y perder de fuerza y sentido en cuestión de horas.   Todos sabemos que en el fútbol no hay memoria y que a veces una mala racha o una simple derrota son suficientes para poner en duda la planificación, la gestión y hasta los activos deportivos de un equipo, y para quitar a alguien el derecho a recordar todo lo bueno que ha habido anteriormente. 
  Sin embargo, nosotros queremos tener memoria y queremos pararnos a pensar una vez más en todas las cosas buenas que han ocurrido este año, sin dejarnos llevar por las sensaciones más inmediatas que la actualidad nos genera.
 
No hay que olvidar que el 2010 ha sido un año histórico para nosotros, en el que hemos conseguido un memorable doblete continental. Lo que logramos en Hamburgo y en Mónaco fue algo excepcional, de lo que nos sentimos muy orgullosos, y de lo que ninguno de los que estamos aquí nos podremos olvidar jamás.  En 2010 el Atlético de Madrid fue un referente en Europa. Los ojos de todo el continente tornaron hacia nuestro Club y nuestros aficionados pudieron disfrutar de unas alegrías merecidas e impagables. Ya no sólo España, sino toda Europa fue testigo de su incondicional apoyo y fe en unos colores, habiendo sido ejemplo para millones de seguidores en todos los países del mundo. 
  Dar la vuelta atrás y recordar esos momentos no es una forma de escudarse para excusar el presente, sino un acto de justicia para reconocer el mérito de los que consiguieron estos logros, así como un voto de confianza para el futuro. 
 
Este no es un discurso hecho por las circunstancias, sino por la firme convicción de que tenemos una plantilla fuerte y unida, que aún puede conseguir los objetivos que nos hemos marcado para esta temporada y que siguen en juego. 
 
Recuerdo cómo el año pasado, en estas fechas, comenté que era difícil reflejar en un discurso de carácter navideño la situación deportiva por la que pasaba el equipo, recién eliminado de la Champions League, pero que teníamos que afrontar la realidad y revertir la mala racha de resultados que tan mal sabor de boca nos había dejado. 
 
En aquel entonces, con palabras textuales, dije que aún nos quedaba mucho por hacer y mucho por pelear: el 2010 nos iba ‘a permitir disputar 23 partidos de Liga, luchar por ganar la Copa del Rey, y llegar lo más lejos posible en Europa League’. 
  Eso podía parecer el típico discurso de alguien que quiere hacer una huída hacia adelante, y a pesar de las circunstancias, está obligado a dar un mensaje positivo, pero en realidad fue lo que sucedió.
 
Por eso me remito a esas palabras, para que en ellas encontremos la motivación necesaria para seguir trabajando y para que renovemos, en estos días tan entrañables, el espíritu que nos impulsó el año pasado a conseguir unas metas que parecían muy lejanas.  
 
Quiero aprovechar la ocasión que me brinda esta comida, para reconocer el trabajo que todos los profesionales deportivos y administrativos, así como las empresas colaboradoras, patrocinadoras han realizado en este 2010, así como el de los medios de comunicación, que nos han seguido paso a paso en este año tan lleno de emociones. 
  A todos ellos, quiero trasladar mi agradecimiento por su labor, y por el compromiso que han demostrado con nosotros en todo momento y animarles a continuar desempeñando su importante papel en el futuro. Tengo fe ciega en esta plantilla, que no es otra que la que nos llevó a la Champions League hace dos años, que nos hizo ganar la Europa League y la Supercopa de Europa y que estoy seguro de que este año nos devolverá a la máxima competición europea. 
 
Tenemos la capacidad, el compromiso, las ganas y el tiempo suficiente para conseguirlo. Y creo que por la ilusión y por el sacrificio que todos ponemos en el día a día de nuestro trabajo nos lo merecemos.   Muchas gracias, y Feliz Navidad”. 

 
etiquetas: