Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético de Madrid cayó en la final del Trofeo Carranza por penaltis (1-1)

Fue mejor que el Espanyol pero le faltó suerte y acierto cara al gol

El Atlético de Madrid fue mejor que el Espanyol pero no pudo hacerse con el Trofeo Carranza al perder en la tanda de penaltis (4-3) después de llegar al final de los 90 minutos con empate a un gol. Diego Costa abrió el marcador con un certero cabezazo en el primer minuto, pero Callejón respondió empatando en el tres, resultado que no se movería pese a los intentos rojiblancos, que se toparon con el poste y con Casilla, que realizó varias paradas de mérito en la segunda mitad.

Atlético de Madrid y Espanyol midieron sus fuerzas en este Trofeo Carranza por primera vez. Los pericos sólo habían ganado uno y fue ante el Athletic de Bilbao en 1973, tras haber dejado fuera al todopoderoso Ajax de un Johan Cruyff en todo su esplendor como futbolista. En la otra final que disputaron, en 1974, cayeron frente al Palmeiras, en el que jugaban dos que acabaron jugando y siendo mitos del Atlético de Madrid, Leivinha y Luis Pereira.

Los rojiblancos, por el contrario, son los reyes del Carranza, del que guardan ocho trofeos en el Museo del Estadio Vicente Calderón y buscaban el noveno ante un Espanyol que vivía una jornada muy especial, ya que el 8 de agosto de 2009 falleció de forma súbita el capitán espanyolista Dani Jarque en la concentración del equipo en la localidad italiana de Coverciano, en Florencia. Precisamente, por este motivo sus compañeros del Espanyol le hicieron un homenaje emotivo, luciendo una camiseta especial en su recuerdo. El último Carranza que conquistó el Atlético de Madrid fue en el año del Centenario rojiblanco, en 2003, tras superar al Málaga en los penaltis (4-2) tras acabar la final con empate sin goles.

El camino a la Supercopa de Europa va tomando cuerpo para los rojiblancos. Si las primeras pruebas fueron ante rivales dispares y de diferente categoría, la final del Trofeo Carranza era una exigente prueba para lo que se avecina. Y es que la semifinal ante el Cádiz ya fue el partido más complicado de la pretemporada y en la final esperaba el Espanyol, un conjunto que siempre se lo ha puesto difícil.

Si en la semifinal contra el Cádiz el estado del terreno de juego no era el idóneo, cuando llegó el turno de la final, con el castigo de otros dos partidos más, evidentemente era un obstáculo más para que los dos equipos desplegaran su mejor fútbol. No obstante, hubo un ‘elemento’ menos en contra que el viernes, ya que el ‘Jabulani’, balón con el que se jugó el primer partido del torneo, no fue protagonista al jugarse la final con el balón Nike de la Liga de Fútbol Profesional. Tampoco hubo viento de Levante, que siempre dificulta el control del balón y el juego.

Lo cierto es que el partido prometió mucho desde el principio. En el minuto uno Diego Costa abrió el marcador con un cabezazo certero a un saque de esquina lanzado por Reyes. Pero el Espanyol no se iba a rendir y dos minutos después empató Callejón. El aficionado que acudió al Carranza se frotaba las manos con el fútbol que se podía ver. Y lo cierto es que los seguidores rojiblancos, mayoría en el estadio, fueron los que disfrutaron más porque Jurado, en estado de gracia, volvió a hacer un buen partido, participando en todo momento de las jugadas de ataque.

Otro de los destacados en el bando rojiblanco fue Diego Costa, que no sólo marcó el primer gol del partido, sino que sirvió un buen balón a Reyes en el minuto cinco y el disparo del utrerano lo atajó como pudo Cristian. Pero también intervino en una jugada que fue decisiva en el desarrollo de la final, ya que se internó en el área y le derribó claramente Cristian Álvarez. Pérez Lasa no quiso saber nada de una acción que acabó con el meta finalmente tocado y se tuvo que retirar en el minuto 20.

El Espanyol sólo inquietó a Joel en el gol y en otro disparo de Callejón que atajó el meta rojiblanco. Por el contrario, Jurado fabricó otra bonita jugada por la izquierda con centro atrás y que finalizó Filipe Luis con un derechazo que atajó Casilla. Antes de terminar, nueva ocasión rojiblanca, ésta vez con un pase interior espectacular de un activo Reyes que Valera acabó con un remate que detuvo el meta espanyolista.

En definitiva, goles al principio del primer acto, dominio alterno pero mayor número de ocasiones de los rojiblancos, que merecieron irse al descanso con ventaja pero faltó concretar alguna de las oportunidades creadas.

Tras el descanso, con Agüero en el terreno de juego en lugar de Diego Costa, el Atlético de Madrid fue claramente a por el partido y comenzaron las ocasiones para los de Quique Sánchez Flores. Primero fue Reyes en el 47 el que estrelló su disparo en el poste derecho de la meta perica. Luego, una contra de Simao a Agüero que salva el meta desviando a córner en el 56. Tres después, una buena jugada de Reyes acaba en centro de Valera que el Kun remata fuera. Y en el 61, jugada de Filipe Luis con pase a Agüero, reverso de éste y Casilla despeja a córner.

Un rosario de oportunidades gracias a que el balón era del Atlético de Madrid, con un medio campo que era superior al del Espanyol pero faltaba rematar la faena con un gol que hiciera justicia. Sin embargo, Pérez Lasa señaló como cesión un despeje de Ujfalusi que le llegó a Joel  y que Pérez Lasa pitó como falta dentro del área y que acabó sin consecuencias.

No se alteró el marcador pese a que los rojiblancos siguieron intentándolo hasta el final pero la decisión volvió a llegar desde los once metros. Penaltis para eliminar al Cádiz y para que llegara el campeón de la LVI edición del Trofeo Carranza. Al final, el Espanyol fue más certero y pese a que Joel detuvo un penalti a Molina, Casilla paró dos, uno a Filipe Luis y otro a Reyes.


ESPANYOL, 1 (Callejón); ATLÉTICO DE MADRID, 1 (Diego Costa)

Espanyol: Cristian Álvarez (Casilla, 20’); Mattioni (Javi López, 24’), Moisés (Galán, 66’), Amat (Forlín, 66’), David; Molina, Javi Márquez (Álvaro, 46’); Callejón, Verdú, Corominas (Osvaldo, 46’); e Iván Alonso (Pau, 85’).

Atlético de Madrid: Joel; Valera, Ujfalusi, Perea, Filipe Luis; Assunçao, Raúl García (Mario Suárez, 73’); Reyes, Jurado, Simao (Salvio, 77’); y Diego Costa (Agüero, 46’).

Árbitro: Pérez Lasa (Comité Vasco). Mostró roja directa a Luis García (73’). Tarjeta amarilla por el Espanyol a Molina (52’), David García (65’); y fueron amonestados en el Atlético a Reyes (30’), Valera (71’), Ujfalusi (71’) .

Incidencias: Final del LVI Trofeo Carranza. En el Palco de Honor representaron al Club Atlético de Madrid Don Lázaro Albarracín, Vicepresidente del Área Social, Don Miguel Pérez, Accionista, y Don Jesús García Pitarch, Director Deportivo. Se guardó un minuto de silencio al cumplirse un año de la muerte del que fuera jugador del Espanyol Dani Jarque. Los jugadores del Espanyol lucieron un ‘21’ en honor a Jarque en la manga derecha. El Atlético de Madrid cambió el pantalón y medias, de color negro, la segunda equipación de la temporada pasada, por coincidir en el color del pantalón con el equipo catalán.

Lanzamientos de penalti: Agüero, gol; Callejón, gol; Filipe Luis, parado; Molina, parado; Mario Suárez, gol; Verdú, gol; Jurado, gol; Álvaro, gol; Reyes, parado; Osvaldo, gol.

GOLES:
0-1.    1’. Córner que bota Reyes al interior del área y cabezazo inapelable de Diego Costa a la red.
1-1.    3’. Callejón resuelve dentro del área por bajo.



etiquetas: