Patrocinadores principales

RIYADH AIR Nike Cívitas

Atlético de Madrid Escudo Atlético de Madrid

El Atlético pierde con el Schalke 04 y dirá la última palabra en el Vicente Calderón

El Atlético de Madrid no pudo con el Schalke 04 y se llevó a Madrid una derrota que tendrá que remontar dentro de dos semanas en el Vicente Calderón. La contundencia y la sobriedad del equipo alemán impidió que el conjunto de Javier Aguirre, a pesar de su mejoría en la segunda parte, marcara un gol que le hubiese servido de mucho en la eliminatoria. Gran partido el que se iba a vivir en el Veltins-Arena de la localidad alemana de Gelsenkirchen. Atlético de Madrid y Schalke 04 jugaban su primer partido de la previa de la Champions. Ambos conjuntos sabían lo que se jugaban, los rojiblancos comenzaron algo agazapados y es que en el escenario del encuentro se dejaba sentir la presión de los aficionados alemanes que abarrotaron el feudo germano. A los 4 minutos del comienzo del partido, el Atlético recibió el primer aviso de los alemanes. El guardameta argentino se estrenó con éxito realizando una gran parada ante Rakitic, que se quedaba sólo en el área pequeña tras un fallo del futbolista checo Tomas Ujfalusi. Poco a poco el Atlético se fue metiendo en el partido, los alemanes se sentían superiores en el campo y querían inquietar la portería de Leo Franco y el caso es que lo conseguían. El equipo que dirige Fred Rutten se mostró muy ordenado en los primeros minutos, a los atléticos les costaba llegar a su área, sólo el portugués Simão lo intentó en dos ocasiones que fueron fallidas. Las cosas no pintaban muy bien para los pupilos de Aguirre. De nuevo, Rakitic a punto estuvo de perforar de cabeza la meta de Leo Franco después de un gran pase de Farfán. La suerte quiso estar del lado rojiblanco e inexplicablemente el delantero del Schalke echó el balón fuera cuando toda la grada ya cantaba el gol. Poco había que decir, la superioridad germana era muy clara. Tarde o temprano el premio para el equipo local iba a llegar y lo hizo en el minuto 29 a balón parado. Christian Pander no quiso avisar y en una falta desde fuera del área dibujó una perfecta parábola para marcar el primero de la noche y batir sin más a Leo Franco. Tras el gol, los nervios llegaron al banquillo rojiblanco y al campo es que la eliminatoria no tenía buena pinta para los de Aguirre. El Atlético de Madrid no quería resignarse a defender y comenzó a despertar a falta de cuatro minutos para el descanso. Primero Maxi (40’) en una falta a 30 metros de área y un minuto más tarde Sinama-Pongolle de jugada personal inquietaron la portería alemana y dieron algo de frescura al partido que hasta el momento había tenido un claro dominador, el Schalke. La segunda mitad comenzó con un disparo desde muy lejos del uruguayo Diego Forlán y poco después fue Sinama-Pongolle el que quiso aprovechar un buen pase del ‘7’ atlético, pero ambos disparos fueron bien resueltos por el guardameta alemán. Aunque el Atlético parecía haber salido de con otra actitud en la segunda parte, los jugadores del Schalkesabían sacar beneficio a los defectos de su rival y crear peligro de cualquier jugada. Tomas Ujfalusi a punto estuvo de sorprender de cabeza a Schober después de un lanzamiento de falta del portugués Simão. El Schalke se ordenó atrás y jugó a la contra, aunque la buena colocación del equipo de Aguirre impidió la alegría germana. Los ánimos comenzaron a caldearse en el césped y es que las ansias de marcar de los rojiblancos cada vez eran mayores. El Atlético de Madrid quería igualar el partido y aunque las ocasiones no eran muy claras, poco a poco los alemanes cedían espacio a los madrileños. Luis García que sustituyó a Sinama-Pongolle hiló un disparo cruzado con muy mala intención, pero el esférico se fue fuera por poco. En esta segunda parte, el dominio no fue tan claro para los de Rutten. Mucho se le complicaban las cosas a los atléticos, en el minuto 74’ Antonio López veía la segunda cartulina amarilla, lo que supuso que el equipo que dirige Aguirre tendría que defenderse el resto de partido con diez, un obstáculo más que superar. Con diez, el conjunto rojiblanco perdió la colocación y el equipo alemán aprovechó para hacer más daño de lo que les habían hecho en esta segunda parte. El Atlético impidió que el Schalke lograra un segundo gol que habría puesto las cosas muy difíciles para la vuelta. Dentro de dos semanas el Vicente Calderón, con la afición rojiblanca llevando en volandas a su equipo, tendrá la última palabra en esta ronda previa de la Liga de Campeones.
etiquetas: