Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético pierde dos puntos de oro en Mallorca (2-2)

El Atlético de Madrid empató a dos en Son Moix ante el Mallorca en un partido que tenía ganado desde el minuto uno. La expulsión de Falcón desvirtuó un encuentro que pudo haber terminado con la victoria atlética ya que el equipo rival no creó peligro en la meta rojiblanca. Los rojiblancos visitaron Mallorca en la jornada número 16 del Campeonato de Liga con la imperiosa obligación de sumar tres puntos tras ceder un empate en el Vicente Calderón ante el Alavés y los rojiblancos no defraudaron por garra y lucha a los aficionados atléticos que se dieron cita en Son Moix. El equipo de Carlos Bianchi salió con la lección bien aprendida y lo demostró antes de cumplirse el primer minuto de partido donde un gran pase de Petrov fue aprovechado por el argentino Maxi Rodríguez que adelantó al Atlético en el electrónico. Los pupilos de Bianchi sacaron provecho de la primera acción de peligro ante la meta de Prats que se quedó perplejo tras encajar el primer gol. Las cosas no pudieron ir mejor en los primeros minutos. No se había cumplido el primer cuarto de hora y el Atlético ganaba por dos goles a cero. El segundo tanto logrado por Colsa, un ex del Mallorca, que con maestría y de cabeza batió a Prats después de una gran jugada del internacional Fernando Torres. Como la temporada pasada, el cántabro Gonzalo Colsa hizo un gol en el que fuera su estadio, un tanto que celebró con todos y cada uno de sus compañeros. Después de los dos primeros tantos rojiblancos, los hombres de Héctor Cúper se pusieron manos a la obra y comenzaron a intensificar sus llegadas a la portería de Falcón. Una de esas llegadas supuso el tanto mallorquín en el minuto 19 gracias a un buen cabezazo de Iuliano en el área pequeña que aprovechó el pase de Pereyra. El partido comenzó con un ritmo vertiginoso y ambos equipos demostraron que querían los tres puntos para subir posiciones en la tabla clasificatoria. Los atléticos tenían todo a su favor, pero no cesaron en su empeño y siguieron buscando la portería mallorquina, aunque la defensa local se recompuso para evitar males mayores. Con esta escenario se llegó al descanso, aunque el Atlético puso ampliar la diferencia en los últimos segundos tras una buena jugada personal, aunque finalmente la ocasión se frustró y el balón salió fuera de la portería del Mallorca. La segunda mitad comenzó como terminó la primera, con idas y venidas de ambos equipos, aunque fue el Atlético de Madrid el que creó ocasiones más claras ante la meta rival. Sólo una ocasión de Arango tras una jugada personal puso en apuros la meta del canterano Ismael Falcón que resolvió sin muchos apuros ayudado en todo momento por la defensa atlética. La intensidad del partido decayó y ambos equipos comenzaron a acusar el cansancio. El Mallorca de Cúper lo intentó una y otra vez, pero en los últimos metros los mallorquines no tenían las ideas claras y erraban al matar la jugada. Los partidos pueden cambiar en una jugada y tras una clara ocasión de Torres, Falcón fue expulsado por obstruir a Víctor en una jugada personal. El caos llegó a Son Moix y los nervios comenzaron a aflorar. En pocos minutos las cosas cambiaron de blanco a negro y el Mallorca logró el empate gracias a la picardía de Iuliano que aprovechó un rechace para marcar. El banquillo atlético se desesperaba mientras las faltas y las tarjetas se sucedían en un ambiente tosco y poco propicio para el fútbol. A pesar del cambio de escenario y de ir ganando desde el minuto uno de partido el Atlético lo intentó, aunque el descaro del Mallorca lo impidió una y otra vez.
etiquetas: