El Atlético queda tocado tras caer ante el Chelsea

El equipo rojiblanco dispuso de buenas ocasiones con 0-0

El Atlético de Madrid sigue con su mala racha en la Champions. Los goles de Kalou (2), Lampard y Perea, en propia meta, dejaron k.o. a un equipo que lo intentó con ganas en el primer tiempo y que no supo parar en la segunda las embestidas de un Chelsea que puso por delante veteranía y poderío físico. Así, los de Abel Resino tendrán que olvidar esta dura derrota pronto y afrontar con nuevos bríos el próximo partido en el Estadio Vicente Calderón ante el Real Mallorca. El equipo de Abel Resino, con esta derrota, está obligado a sumar por victorias los tres partidos que le quedan por disputar en la Fase de Grupos de la Champions League.

Después de caer ante Osasuna (3-0), los rojiblancos se enfrentaban a uno de los grandes de la Premier, el Chelsea. Los atléticos viajaron sabiendo que el partido iba a ser farragoso y conscientes de que la suerte tampoco les está acompañando. La primera ocasión llegó en las botas del ex-azulgrana Belletti, que no acertó con la portería que defendía Sergio Asenjo. Forlán quiso responder al minuto con un disparo desde fuera del área, pero el esférico se marchó muy alto.

Los futbolistas atléticos debían echar el resto en el campo escuchando los ánimos incondicionales de los más de 2.000 aficionados que se dieron cita en Stamford Bridge. Fue, de nuevo, el uruguayo Forlán el que puso en pie la grada rojiblanca cuando a los ocho minutos de partido remató de cabeza un buen pase de Simão, que finalmente atajó bien Cech. Estaba claro que la suerte no estaba del lado de los atléticos, ya que un minuto después de la ocasión de Forlán, el Kun Agüero tuvo una muy clara sólo ante el guardameta checo, pero el balón acabó estrellándose en un lado de la portería.

El Chelsea vio cómo en el minuto doce de encuentro se le anulaba correctamente un tanto a Lampard por fuera de juego de Kalou. Pocos minutos después, el mismo delantero del Chelsea fallaba una clarísima ocasión con Asenjo ya batido. A pesar de la seguridad que mostraba el Chelsea en el césped, el Atlético de Madrid no se dejaba amedrentar y subía con fuerza al ataque, especialmente con la intervención de Diego Forlán, que lo intentaba con las dos piernas y desde todas las posiciones.

El Atlético de Madrid estaba mostrando una buena imagen, con ganas y ocasiones, a pesar de que los de Ancelotti jugaban de memoria. Y es que se trata de un equipo muy experimentado en estos lances. El Chelsea intentaba entrar una y otra vez por el centro de la zaga, pero… Afortunadamente pasada la media hora de partido, y con 0-0 en el marcador, los defensas se mostraban seguros y concentrados.

A los 35 minutos de partido, Kalou disparó con fuerza, pero Asenjo desvió el balón con seguridad. El empate daba alas al Atlético, que veía como poco a poco el Chelsea perdía oportunidades de adelantarse en el marcador. La decepción llegó a cinco minutos del descanso cuando los ingleses hilaron una buena jugada. Lampard fue el encargado de iniciarla, Cole metió el balón en el área pequeña a la primera para encontrar a Kalou que adelantó al Chelsea en el marcador. Sin duda un jarro de agua fría para los atléticos, que habían tenido ocasiones para hacer lo mismo.

En los segundos 45 minutos fue el Chelsea el que comenzó con las ideas más claras. Anelka quiso sorprender a Asenjo con un fuerte disparo desde fuera del área, pero el portero demostró su calidad rozando el balón con los dedos y sacándolo por encima del larguero. De nuevo Kalou se convirtió en la bestia negra del Atlético cuando tras un saque de esquina cabeceó un balón en el segundo palo, un remate que significó el 2-0.

Abel recurrió a José Manuel Jurado para dar algo más de profundidad al equipo, ya que sus pases podían ser una garantía de gol. El Kun Agüero tuvo una gran oportunidad en el 56 al quedarse sólo ante Cech, pero el guardameta inglés paró con habilidad. Con superioridad en el electrónico, el Chelsea se hizo dueño y señor del partido. Pocas ocasiones creaban los atléticos en comparación con la primera mitad. Lampard, un icono del Chelsea, no defraudó a su afición y dio la puntilla a un Atlético de Madrid, que poco a poco fue perdiendo fuerza. En el minuto 69 de partido el 8 inglés anotó el tercer gol con un fuerte disparo desde fuera del área.

Maxi, que entró en la segunda mitad, a punto estuvo de recortar distancias en el minuto 77 al recoger un balón que perdió el Kun Agüero. El esférico finalmente se marchó muy cerca de un poste. En el 87 repitió el argentino con un buen disparo, pero Cech rechazó por enésima vez. No era la noche del un Atlético que recibió otro golpe en el último momento cuando Perea se introducía el balón en su propia portería. Demasiado castigo para el equipo rojiblanco. 
etiquetas:
>