Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético se deja dos puntos de oro en Cádiz

El Atlético de Madrid se dejó dos importantes puntos en el estadio Ramón de Carranza. Se adelantó en el marcador gracias a un gol de Kezman marcado en la primera parte, pero en la segunda Lobos logró la igualada de penalti y por mucho que lo buscaron, ya no encontraron el segundo los de Pepe Murcia. El Atlético no se sintió cómodo en ningún momento durante la primera parte. El Cádiz, todo corazón, apenas dejó maniobrar a los rojiblancos, que en muchos momentos no sabían cómo hilvanar alguna jugada de ataque. Ibagaza estaba casi siempre rodeado de jugadores amarillos y eso provocaba que ni Kezman ni Torres tuvieran opciones de inquietar a Limia. Los jugadores de Pepe Murcia no conseguían reposar su juego y de eso se aprovechaba un Cádiz que por encima de todo buscaba meter presión en todas las zonas de campo. Llegó el equipo de Víctor Espárrago a los dominios de Leo Franco varias veces, pero nunca con contundecia y sí y con imprecisión. Mucha garra, pero poco más. La más clara en esta primera parte la tuvo en el primer minuto De Quintana a la salida de un córner, pero el balón se fue cerca de un palo. Tuvieron que esperar hasta el minuto 43 para hacer sufrir a Leo, que no dejó sorprenderse cuando se encontró el balón encima tras una falta. El Atleti defendía con intensidad, pero le faltaba atacar con criterio. Se perdían muchos balones en el centro del campo y cuando llegaban al área cadista no aparecía nadie para rematar. Una rápida contra se fue al limbo cuando De Quintana se cruzó ante la llegada de un Torres que iba a ‘matar’. Pero en esto el Cádiz tuvo un despiste y el Atlético lo aprovechó a la perfección. Ibagaza asistió a Kezman, éste se quitó de encima a Limia y metía con comodidad la pelota en el fondo de la portería. Los de Murcia habían conseguido lo más difícil en una primera parte en la que tuvieron muchas dificultades ante unos pegajosos jugadores cadistas. La segunda parte comenzó caliente cuando el Ramón de Carranza pidió penalti tras una caída de Lobos. Pocos minutos después pudo rematar el partido el Atlético, pero Petrov no acertó en el pase de la muerte cuando Kezman estaba solo para empujar el balón. Poco a poco la temperatura iba subiendo, pues el Cádiz comenzaba a empujar. El Cádiz tiraba de corazón y el Atleti estaba al acecho para montar cualquier contra. Un disparo lejano de Petrov estuvo a punto de sorprender a Limia, pero acabó enviando el balón a saque de esquina. El asedio de los amarillos empezaba a ser agobiante y en el minuto 67 Galletti agarraba a Jonathan Sesma, que se encontraba en fuera de juego, fuera del área y Pérez Laza decretó una injusta pena máxima que transformó Lobos. Este gol espoleó a los rojiblancos, que casi siempre con Fernando Torres al frente llegaba con más soltura que antes al área del Cádiz. Tuvo una el ‘Niño’ en el 82, pero su remate fue rechazado por Limia. El partido ya estaba roto y los de Murcia encontraban más espacios que antes, mientras que su rival seguía empujando. El Atlético, con más fuelle, lo intentó hasta el final, pero no hubo manera y se dejó dos puntos de oro en su lucha europea.
etiquetas: