Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Atlético se estrelló en Doblas y cayó ante el Betis (1-2)

El Atlético quería congraciarse con su afición después de lo sucedido el jueves en la Copa. Y lo cierto es que, como ante Osasuna, la primera ocasión del partido fue para los rojiblancos. Braulio peleó con Rivas y el balón le quedó a Torres disparó a quemarropa despejando Doblas. Esto sucedía cuando se llevaban cinco minutos de partido y parecía que todo comenzaba a pintar de otra forma. Incluso, en el 14, Doblas volvió a salvar a su equipo con un disparo de Velasco que el meta despejó de puños. Sin embargo, el Betis, metido ya en la final de Copa, pensaba más en hurgar en la herida rojiblanca con rápidos contragolpes para asestar algún golpe letal a un Atlético que jugaba mejor que los verdiblancos pero sin suerte. Pero en la primera llegada bética se produjo lo que nadie esperaba ni deseaba, el gol de Oliveira a la salida de un córner al cuarto de hora. Y estuvo a punto de llegar el segundo en el minuto 20, cuando Sergi salvó bajo los palos un disparo de Assunçao en una contra rapidísima. El equipo de César Ferrando no cejó en su empeño y lo intentó de todas las formas posibles, pero ni de golpe franco directo. Ibagaza había salvado la barrera y con Doblas batido, el balón golpeó con violencia en el travesaño. Pero como no estaba el partido para florituras, tuvo que llegar el segundo gol visitante merced a un penalti discutido y extraño porque parece que el golpe franco de Assunçao golpeó en la mano de Braulio dentro del área. Mejuto lo vio muy claro pero no tanto como un derribo a Torres en la segunda mitad. Oliveira hizo el 0-2 y así se acabó el primer tiempo, con demasiada ventaja para un Betis que jugó al tran-tran y se llevó demasiado botín para su juego. Tras el descanso, el gol de Melli en propia meta tras un centro de Ibagaza hizo concebir esperanzas en la parroquia rojiblanca. Había que buscar la heroica para remontar ante un Betis que se mostraba sólido y con más efectivos a medida que pasaban los minutos. Sólo tenía que nadar y guardar la ropa. Pero con la salida de Richard Núñez el Atlético tuvo mayor presencia en ataque. El uruguayo estuvo cerca del gol en el 83 pero su disparo salió fuera. Un minuto después, García Calvo cabeceó y salvó Doblas, el rechace fue para Núñez y el meta salvó el empate. Y en el 85, nuevo disparo del charrúa que salió fuera por poco. El Atlético lo intentó ante el Betis pero se encontró con un Doblas que demostró su categoría en el Calderón, siendo el mejor del conjunto de Serra Ferrer. Ahora, el próximo sábado, frente al Real Madrid en el Bernabéu, se cierra la temporada fuera de casa con el objetivo de lograr la tercera victoria como visitante.
etiquetas: