Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

El Féminas gana al Athletic y aplaza la lucha por la Copa de la Reina a la última jornada de Liga (1-0)

La lucha por la Copa continúa y su desenlace ha quedado aplazado a la última jornada de Liga, cuando el Atlético de Madrid se enfrentará a la Real Sociedad, otro aspirante a la competición copera que se ha quedado definitivamente fuera de una pugna que ahora ya es cosa de dos. El Atlético de Madrid y L’ Estartit han hecho sus deberes y han ganado respectivamente al Athletic Club y al descendido Sevilla, dejando así la clasificación en la misma situación que hace siete días, con las catalanas a dos puntos de las madrileñas. No podían perder las rojiblancas porque ello significaba despegarse del octavo puesto de Copa y no estaban dispuestas a ello. Por eso las jugadoras de María Vargas plantaron cara al rival y sin miedo se fueron al ataque desde el principio. De hecho el marcador acababa de ponerse en marcha cuando Rocío enganchó un balón alto a pocos metros de la portería y lo empujó, pero el esférico se marchó fuera. Poco después Susi, con una de sus clásicas faltas, fue a buscar a Salguero e Irene, que estaban metidas en el área, pero también esta vez la pelota se fue por la línea de fondo. El Atlético tenía más pegada y sólo necesitaba que una mayor dosis de confianza acompañara las jugadas porque las buenas ideas no faltaban. Como las de Chini, que se hizo con el balón por la banda y finalizó su carrera con un pase en profundidad que hubiese podido acabar en gol si Ainhoa no se hubiese adelantado para desepejar la pelota. El Athletic se defendía con orden, pero aún le faltaba esa chispa y ese peligro innato que suele llevar cada vez que una de sus jugadoras encaran la portería. Aunque el hecho de que pareciese un poco menos enchufado no significaba que había que despistarse, y las rojiblancas lo vieron claro cuando tras una oportunidad de gol de Cris, las rivales cogieron el balón y se fueron rápidas a la contra, tratando de coger a las locales fuera de sus sitio. La situación cambió por completo en cuestión de segundos, y el contragolpe acabó con un fuerte disparo de Ibarra que Vane contrarrestó sin mayores problemas. Pasado el susto, el Atlético siguió dominando el partido y en el momento menos pensado logró el gol. Fue un remate espléndido de Alba desde fuera del área, un fuerte disparo que la cancerbera vasca no pudo retener a pesar de estirarse lo más posible para tocar el balón. El tanto dio alas al cuado local, que esta vez trató de no repetir errores vistos en el pasado, y administró con orden su ventaja, defendiéndola de las llegadas de las rivales y de algunos fallos defensivos frutos de los nervios del momento. El Athletic, por su parte, buscó el empate con unas serie de faltas de Vanessa, pero ninguna de ellas creó demasiadas complicaciones. Al contrario, la que más cerca estuvo de marcar antes de llegarse al descanso fue Cris con un fuerte remate raso que se marchó a la derecha del poste. Después del descanso fue Nervy la que pudo haber ampliado la renta local cuando Salguero centró al área e Irene trató de pegarle al balón con una chilena, pero el esférico se fue alto y llegó a los pies de la 3 rojiblanca, que chutó, pero el tiro le salió un poco flojo. Sin embargo, en el minuto 7 de la segunda parte las colchoneras sudaron cuando Ibarra se encontró sola delante de Vane, pero la cancerbera salió a tiempo para bloquear la pelota. Pero Ibarra iba a dar más que hablar, porque a partir del minuto 30 las vascas apretaron como nunca y demostraron que ahora sí se habían encontrado consigo mismas. Fue entonces cuando enseñaron su mejora cara, la más habitual, la más peligrosa y la más difícil de contener para el contrario, sobre todo después de un desgaste físico considerable. Puntual a su cita con la portería llegó Erika, que hizo el ataque vasco mucho más eficaz y contundente. Ella y Murva aportaron nuevas energías en las filas del Athletic y multiplicaron el trabajo de las defensas rojiblancas, sobre todo de Susi, encargada de frenar a una desbordante Ibarra. A falta de 15 minutos para el final, Murva, de cabeza, estuvo a punto de empatar el choque, pero Vane hizo un paradón y rechazó con fuerza el esférico. Ésta, sin embargo, no fue la única jugada de infarto. Sumaron otras dos las bilbaínas, pero no pudieron materializarlas porque primero Ana León metió un pie y cortó un pase letal delante de la línea de puerta y después lo hizo Pilar, evitando que Erika pudiese golpear el balón y privar a las rojiblancas de tres puntos vitales. Tres puntos que han llenado de alegría el vestuario rojiblanco que sabía que sus posibilidades de conseguir el objetivo de la temporada pasaban por imponerse a un grande como es el cuadro de Iñigo Juaristi. ATLÉTICO DE MADRID FÉMINAS, 1 (Alba); ATHLETIC CLUB, 0. Atlético de Madrid: Vane; Chini, Rocío, Ana León, Susi; Pilar, Irene (Estela, 63’), Alba (Recarte, 81’), Nervy (Jenny, 59’); Cris y Salguero (Amanda, 78’). Athletic Club: Ainhoa; Zuriñe (Joana, 74’), Zabala (Urueta, 84’), Marta, Vanessa; Iraia, Tzibi, Itziar, Ibarra; Nekane (Murva, 56’) y Eba (Erika, 56’). Árbitro: Sánchez Seco (Comité Madrileño). En las filas del Atlético de Madrid el colegiado amonestó a Susana (91’); por parte del Athletic Club enseñó tarjeta amarilla a Urueta (85’). INCIDENCIAS. Cerro del Espino. Asistieron al encuentro unas 700 personas. El Vicepresidente del Athletic Club, Juan Manuel Delgado, presenció el choque, al igual que hizo el jugador del Atlético de Madrid B Solabarrieta. GOLES 1-0 (23’). Alba marca de fuerte disparo desde fuera del área. Maria Teresa Chirivì
etiquetas: