Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

OCUPARÁ 109 x 71 METROS PARA CUBRIR CON HOLGURA LOS 105 x 68 REGLAMENTARIOS

El mejor césped para estrenar el Wanda Metropolitano

Hoy se han comenzado a instalar los primeros tepes del césped. Contará con un drenaje de lujo, lámparas de luminoterapia, calefacción y un sistema de riego de última generación con electroválvulas.

Una alfombra de césped de 109 x 71 metros será el nuevo escenario de nuestros futbolistas en el Wanda Metropolitano. Una superficie, que cubrirá con holgura los 105x68 metros reglamentarios, cuyo cuidado estará bajo la responsabilidad de Royalverd, una de las compañías líderes en el mercado, con Maracaná o el Camp Nou como grandes referencias de su trabajo.

Cuando el Wanda Metropolitano acoja su primer partido, bajo las botas de los futbolistas estarán varios niveles. El superior, formado por tepes de césped natural con un grosor de 3.5 centímetros. Más abajo, contará con 25 centímetros de arena de sílice y 20 centímetros de caja de gravas y gravas de drenaje. En las áreas técnicas el césped será artificial.

Ya ha comenzado la instalación  de los tepes de césped natural. Éstos se llevan cultivando desde diciembre especialmente para las condiciones climáticas y luminosas del Wanda Metropolitano. Tras su plantación, en el estadio se usarán lámparas de luminoterapia que sustituirán la luz del sol creando así las mejores condiciones posibles para la realización de la fotosíntesis. La colocación de los tepes es el cúlmen de un trabajo que ha cubierto varias etapas desde el comienzo de la construcción del estadio.

Ya se han realizado los trabajos de preparación en el perímetro, que estará cubierto por césped artificial, con una base hormigonada. Tras ello,  se realizó dimensionado de los drenajes necesarios para evitar la acumulación de agua ante posibles lluvias. 

El verde del Wanda Metropolitano tendrá una evacuación de agua muy rápida y eficaz para asegurar la buena práctica del fútbol. Tras instalar la red de drenaje, se colocó la primera capa de grava, la de arena y el sustrato que han elevado en 45 centímetros el nivel del terreno.

Calefacción y sistema de riego

Una vez plantado, el cuidado tendrá dos protagonistas fundamentales: la calefacción, mediante tuberías de polietileno, y el sistema de riego formado por 48 aspersores situados a lo largo y ancho del terreno de juego.

En este sentido, el sistema de calefacción será través de un sólo radiante para mantener una temperatura constante en el suelo. Así, el césped tendrá una situación ideal para seguir creciendo y enraizando independientemente de las condiciones climatológicas.

A su vez, se ha instalado un sistema de riego de última generación con electroválvulas incorporadas. Sus características harán posible regar zonas concretas del terreno de juego debido a necesidades de la práctica del fútbol o las propias del terreno para su cuidado. Todo para hacer del césped del Wanda Metropolitano, una de las referencias en nuestro país.