Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

TOTTENHAM 0-2 LIVERPOOL

El Wanda Metropolitano corona al Liverpool como campeón de la Champions

Nuestro estadio ya forma parte de la historia de los 'reds', quienes alzaron al cielo de Madrid su sexto título de la máxima competición continental.

FOTO: Ángel Gutiérrez

El Wanda Metropolitano se erigió este sábado como el epicentro del fútbol mundial acogiendo la final de la UEFA Champions League 2018/19, en la cual el Liverpool derrotó por 0-2 al Tottenham para proclamarse campeón de Europa por sexta vez en su historia.

El partido de clubes más esperado y que cada temporada levanta mayor expectación global se disputó por primera vez en territorio rojiblanco, envuelto un magnífico ambiente propio de la gran fiesta del balompié. Fiesta que se vio en directo en más de 200 países a través de las cámaras de televisión, que mostraron a todo el planeta cómo el Wanda Metropolitano entraba de lleno en la historia 'red' no sin antes brindar un gran espectáculo a todos los aficionados que abarrotaron nuestras gradas.

Minutos antes de que el balón echara a rodar, el grupo musical estadounidense Imagine Dragons -ganador de un Grammy- tocó en directo para disfrute de todos los asistentes, quienes también se deleitaron con la actuación del cuarteto electrónico ucraniano Asturia Girls, que interpretó una versión del himno de la competición.

Tras la salida al césped de ambos conjuntos, y justo antes del pitido inicial de la final, tuvo lugar el momento más solemne de la tarde, cuando todo el estadio al completo honró con un minuto de aplausos la memoria del exrojiblanco José Antonio Reyes, tristemente fallecido en la propia mañana del sábado.

Y tan pronto como el esférico tomó movimiento, el conjunto dirigido por Jürgen Klopp inauguró el marcador, gracias a un penalti transformado por Salah transcurridos apenas 2 minutos de juego. Una renta de un tanto con la cual el Liverpool se iría al descanso y que solo Origi, ya en el 87', incrementó merced a un zurdazo escorado desde dentro del área grande.