Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

MIGUEL ÁNGEL RUIZ, UN JUGADOR DE CANTERA QUE ECHÓ RAÍCES EN EL PRIMER EQUIPO

Ruiz: “Esa fórmula de buenos futbolistas y buenos canteranos es la clave”

Miguel Ángel Ruiz llegó al Atlético de Madrid para jugar en el juvenil procedente del Toledo y se quedó para ser un fijo en el primer equipo, con el que ganó la Copa del Rey de 1985 y la Supercopa de España en ese mismo año.

T. Calvo / FOTO: A. Gutiérrez

DNI

Nombre: Miguel Ángel Ruiz García


Fecha y lugar de nacimiento: 5 de enero de 1955 en Toledo


Temporadas en el Atlético de Madrid: 12


Partidos oficiales disputados: 357 (263 de Liga)


Goles marcados: 18


Palmarés: 1 Copa del Rey y 1 Supercopa de España

- ¿Cuál es su mejor recuerdo como rojiblanco?


“Tengo muchos recuerdos y al hablar de rojiblanco tengo dos etapas, la de jugador y luego la de director deportivo. Como jugador, quizá cuando hemos ganado títulos, como la Copa del Rey que ganamos en el Bernabéu al Athletic de Bilbao, aunque también guardo un grato recuerdo cuando me llamaron para incorporarme al primer equipo. Son muchos recuerdos. Y, como director deportivo, el año del Doblete, no, del Triplete, porque ganamos Liga y Copa del Rey con el primer equipo y ascenso del filial a Segunda División”.


- ¿Qué momento de la historia del club elegiría como el mejor?


“Me tengo que remontar a lo que yo he vivido. Es muy difícil porque hay varias etapas muy importantes para el club. Hay dos épocas muy buenas. Primero está la de los Carlsson, Ben Barek, la Delantera de Seda, que fue gloriosa y se ganaron títulos. Luego hubo una segunda en los años 70, con los Collar, Luis Aragonés, Adelardo y Gárate, entre otros, que a mí me marcó más porque era cuando yo empezaba en Toledo y ese era un equipo competitivo, poderoso y que estaba en la superelite. Me quedo quizá con esa época porque fue gente a la que luego he podido seguir viendo, admirando y participando con ellos de cosas. Fue el final de los 60 y principio de los 70, cuando di mis primeros pasos en Toledo y coincidió con mi llegada al juvenil del Atleti y viví más de cerca con esa gente que habían sido ídolos míos”.

Me identificaría más con Gabi o Mario porque han ido cumpliendo etapas y los he visto nacer futbolísticamente

- ¿Con qué jugador actual se identificaría?


“Me gustaría identificarme con un canterano que estuviera viviendo las mismas sensaciones que viví yo y que fuera defensa. Pero ahora mismo no lo hay porque Pulido no está jugando mucho. Actualmente me puedo identificar más con Gabi o Mario Suárez porque han ido cumpliendo etapas y los he visto nacer futbolísticamente cuando yo era director deportivo”.


- ¿Qué añora de su etapa como jugador en el club?


“Quizá el día a día de los entrenamientos. Y, sobre todo, guardo un gratísimo recuerdo de la comunión que había entre jugadores, directivos y empleados del club. Sobre todo con los empleados porque recuerdo que subíamos al club después de los entrenamientos o hacíamos alguna comida en las galerías del estadio y en las que participaban muchísimos de los empleados. Había muy buena comunicación entre todos los estamentos del club. Lo echo bastante de menos”.

  
FOTOGALERÍA / Miguel Ángel Ruiz, una vida en rojiblanco

- ¿Qué diferencias encuentra entre el actual Atlético y el que usted vivió en su ciclo profesional?


“Ha cambiado muchísimo el mundo del fútbol. El seguimiento ahora es mucho mayor que en mi época. Todos los medios de comunicación se han multiplicado por mil. Las nuevas tecnologías hacen que todo llegue al aficionado y a todos los rincones del mundo. Ha cambiado ese sentido más familiar al que me refería antes. Creo que lo que es fútbol en sí no ha variado tanto porque en mi época se jugaba con mucha intensidad y con sistemas muy parecidos a los que se utilizan ahora”.


- En la historia del club, ¿qué papel otorga a la cantera rojiblanca?


“Siempre ha tenido un papel importante en la historia del club. Yo, además, viví una época en la que, quizá por los problemas económicos que hubo en los últimos años 70 y principio de los 80, toda una generación de futbolistas que estaban en la cantera pudimos dar el paso al primer equipo. Si bien es cierto que esos futbolistas demostraron estar preparados para el reto. Luego, hay una segunda etapa en la que vuelvo como secretario técnico en la temporada 94-95. Fue en la etapa en la que llegaron jugadores como Fernando Torres, Gabi, Mario más tarde y un montón de jugadores que ahora están jugando en Primera”.

Este equipo está llegando a cotas muy altas; falta refrendar que en Liga se luche por el segundo puesto y se pueda ganar la Copa


- ¿Dónde puede llegar este equipo en la actual temporada?


“De hecho está llegando a cotas muy altas y sólo falta refrendar que en Liga se termine por luchar por el segundo puesto porque el primero está difícil. Y luego poder ganar la final de Copa. Hasta ahora el camino ha sido extraordinario y queda dar el último paso, lograr esos dos objetivos”.


- Valore el papel de la cantera en el crecimiento del club.


“El hecho de tener tres, cuatro o cinco jugadores de la cantera en los partidos refuerza ese sentimiento atlético y aproxima mucho el sentimiento de la afición y el apoyo al equipo. Esa fórmula de buenos futbolistas de cualquier parte del mundo y buenos canteranos con minutos en el primer equipo es la clave”.


- ¿Qué pasos debe seguir el club para seguir creciendo?


“Seguir invirtiendo todo lo que pueda en trabajo de fútbol base, en cantera. Y, poco a poco, tratar de poner los puntos indispensables en cuanto a demarcaciones con jugadores que vienen de otras ligas y que pueden aportar la diferencia que tiene que marcar siempre un jugador de alto nivel. Y, en el plano económico, tratar de continuar con la misma política actual del control del gasto al nivel del presupuesto que hay y, poco a poco, en lo que se pueda, aproximarse a los grandes equipos con los que hay que competir en desventaja en el aspecto económico”.

- Díganos cuáles son las señas de identidad que deben guiar a la entidad en este camino.


“Rigor en el control del gasto, creer que el trabajo de cantera es una inversión, no un gasto. Así se van a dotar a las estructuras de fútbol base de todo lo necesario para que se puedan obtener los resultados que se buscan. El club pelea por estar en la élite con clubes que no son SAD y dentro de que es un club con poder accionarial hay que tener en cuenta que hay casi 50.000 abonados con un sentimiento de 110 años de historia”.


- Un sueño que como atlético le gustaría que se convirtiera en realidad a corto plazo.


“Volver a ser campeón de Liga, volver a la Liga de Campeones con opciones de pelear por título y ver, espero que a corto plazo, la Ciudad Deportiva en la que aficionados y jugadores puedan disfrutar”.