Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

España puede con Chile y se cuela en los octavos del Mundial de Sudáfrica (1-2)

El equipo de Del Bosque se medirá a Portugal y los de Bielsa con Brasil

España ya está en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica. Se impuso 1-2 a Chile (acabó primera de su grupo) en un partido que se le complicó al principio y que en sólo diez minutos ganó. Villa e Iniesta, con dos genialidades, decidieron el encuentro para la 'roja', que se medirá el martes (20:30 horas) a Portugal. Chile, pese a la derrota, también obtuvo el pase (se enfrentará a Brasil), ya que Suiza no pudo con Honduras (0-0), cuando un triunfo por la mínima le hubiera clasificado.

El equipo español dejó el partido encarrilado en poco más media hora cuando nada hacia presagiar algo parecido. Chile le estaba poniendo las cosas muy complicadas a España, pero dos errores fueron aprovechados a la perfección por la escuadra de Del Bosque. El equipo de Marcelo Bielsa presionaba bien, robaba muchos balones y llegaba con rapidez al área española, pero... Pero no acertó con el gol y lo pagó. Beausejour y Alexis Sánchez fueron una amenaza constante en los primeros minutos, pero dentro del área de Casillas pasaron pocas cosas.

España se sintió muy incómoda en el campo en el arranque del partido. Los chilenos apretaban muy lejos de su área y los mediocampistas españoles sufrían para mover el balón como les gusta. Aún así, en el minuto 4 España se encontró con una gran oportunidad, pero Jara le quitó el balón de la bota a Fernando Torres en el último momento. Los sudamericanos miraban de frente a Casillas y a los 9 minutos metieron el miedo en el cuerpo de los españoles. Por fortuna Mark González no remató con la pierna buena cuando estaba sólo en el segundo palo.

Los jugadores chilenos sumaban falta tras falta, lo que impedía que el juego de España adquiriera su habitual velocidad de crucero. El toque de España brillaba por su ausencia, lo que acusaban Torres y Villa. Crear ocasiones era una empresa harto complicada, pero cuando un 'killer' está sobre el terreno de juego no necesita aparecer en exceso para matar a la primera. Así pasó...

Villa no estaba entrando en juego, pero la primera vez que lo hizo no falló. Bravo tuvo que salir a un lateral del campo para despejar un balón ante la amenazante llegada de Torres. Y lo hizo con tan mala fortuna que fue directo a donde estaba Villa, que sin pensarlo metió su pie izquierdo a la primera. Estaba muy lejos, pero el balón cogió la dirección y altura exactas para acabar en el fondo de la portería de Chile. Un golazo.

Chile no acusó un golpe que no merecía. El partido tenía el mismo guión, pues España continuaba teniendo muchos problemas para encontrar su juego. Y por eso los de Bielsa continuaban manteniendo en guardia a España. Prueba de ello fue un rápido contragolpe que acabó con Beausejour encarando a Casillas, pero un providencial Piqué metió un pie a tiempo para evitar el empate.

En el minuto 35 Vidal empujó a Torres dentro del área, pero el colegiado mexicano no utilizó el silbato. No fue relevante, porque un minuto después el partido vivió un doble capítulo que resultó definitivo. Iniesta robó un balón en el centro del campo, se apoyó en Villa y el pequeño genio del Barcelona cruzó el balón con sutileza. Para que la jugada fuera completa, Estrada veía la segunda tarjeta amarilla y Chile se quedaba con diez jugadores. Así las cosas, el tramo final de la primera parte fue pura placidez para los españoles.

La segunda parte comenzó con algo inesperado para España. Millar, que había entrado en el campo tras el descanso, disparó desde el borde del área con tan mala fortuna que el balón tocó en el cuerpo de Piqué sin que nada pudiera hacer Casillas. Chile se había metido de nuevo en el partido en el momento más inesperado.

El equipo español no terminaba de manejar el balón como le gusta y Del Bosque tiró de Cesc, que sustituyó a Fernando Torres, para conseguirlo. Poco a poco comenzó a lograrlo y gracias a ello Villa se encontró con dos buenas opciones de hacer el tercero merced a sendos pases interiores.

La inferioridad numérica se dejaba sentir en una Chile que ya no presionaba con tanto ímpetu, mientras España ya dominaba la situación con cierta comodidad. Pero lo hacía sin meter claramente una quinta marcha, lo que agradecía un Bravo que no sufría. Los de Bielsa iban perdiendo presencia a medida que iban cayendo los minutos y España alcanzó el final del partido sin padecer para colarse en los octavos de final del Mundial.

CHILE, 1 (Millar); ESPAÑA, 2 (Villa e Iniesta).

Chile: Bravo; Medel, Ponce, Jara; Isla, Estrada, Vidal, Valdivia (Millar, 46'), Mark González (Paredes, 46'); Beausejour; y Alexis Sánchez (Orellana, 64').

España: Casillas; Sergio Ramos, Piqué, Puyol, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso (Javi Martínez, 72'), Xavi, Iniesta; Villa y Torres (Cesc, 54').

Árbitro: Marco Rodríguez (México). Expulsó por doble amarilla a Estrada (20' y 36') y mostró tarjeta amarilla a Medel (14') y Ponce (18').

Incidencias:  Loftus Versfeld Stadium de Pretoria. Partido correspondiente a la tercera jornada en el Grupo H del Mundial de Sudáfrica.

GOLES

0-1 (23'). Villa aprovecha una salida de Bravo de su área para marcar desde lejos. Un golazo.

0-2 (36'). Iniesta marca de sensacional disparo cruzado.

1-2 (47'). Millar dispara, el balón toca en Pique y se cuela en la portería de Casillas.

 
etiquetas: