Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

INCREÍBLE PARTIDO DE LA ESCUADRA ROJIBLANCA

Éxtasis copero en el Bernabéu

Derrochando coraje y corazón, el Atlético se sobrepuso al gol del Madrid en los primeros compases de partido gracias al golazo de Diego Costa y al de Miranda en el tiempo extra. La afición rojiblanca conquistó el Bernabéu para alzarse con la décima Copa del Rey de la entidad.

D.Barriga / FOTO: Á.Gutiérrez

REAL MADRID 1 - ATLÉTICO DE MADRID 2

Real Madrid: Diego López; Essien, Ramos, Albiol, Coentrao (Arbeloa,90´); Khedira, Alonso, Modric (Di María, 90´); Ronaldo, Ozil y Benzema (Higuaín, 90´)
Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Mario, Gabi, Koke (Raúl García, 112´), Arda (Cristian Rodríguez, 110´); Diego Costa (Adrián, 105´) y Falcao
Goles:
Min.14. 1-0: Ronaldo de cabeza a la salida de un córner.
Min.34. 1-1: Diego Costa la cruza con la izquierda al palo largo de Diego López
Min.98. 1-2: Miranda se anticipa y cabecea a la red.
Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés) amonestó a Coentrao (54´), Khedira (65´), Ozil (71´, Ramos (74´), Ronaldo (89´), Essien (101´), Di María (119´) en el Real Madrid y a Arda (38´), Diego Costa (69´), Koke (105´), Miranda (120´) en el Atlético. Expulsó con roja directa por agresión a Ronaldo (117´) y a Gabi con doble amarilla.
Incidencias: Final de la Copa de S.M. El Rey 2013 disputada en el estadio Santiago Bernabéu.

“Hemos venido a ganar” resonaba en el Fondo Norte del estadio Santiago Bernabéu minutos antes de la final. La afición del Atlético ganaba la partida a su rival mientras alentaba a sus guerreros para que hicieran lo mismo sobre el césped. Y así fue. En un partido memorable que tuvo de todo, el Atlético conquistó su décima Copa del Rey en el estadio Santiago Bernabéu.

El partido comenzó con el Real Madrid dominando el balón, pero no el partido. El Atlético se encontraba cómodo esperando a su rival e intentando salir con velocidad cuando podía. Sin embargo, en una jugada a balón parado Ronaldo remataba de cabeza para adelantar al Madrid.

El escenario se ponía en contra. Sólo para valientes. Y en el Atlético hay muchos de ellos. Tardaron poco en reaccionar los de Simeone con un disparo de Gabi desde la frontal que casi se cuela en la portería de Diego López. Espoleados por la marea rojiblanca desplazada al Bernabéu, los rojiblancos se vinieron arriba y se instalaron en el área de Diego López y encontrarían el premio del gol.

Con una fe inquebrantable, Falcao recibió en medio campo, se giró y se marchó de varios rivales que salieron en su búsqueda para dejar en ventaja a Diego Costa. El brasileño, que aceptó el desafío lanzado por el colombiano, dejó correr el balón por delante suya y en el segundo toque se la cruzó a Diego López para empatar en el minuto 35 y hacer justicia a lo que estaba sucediendo.

El partido hasta el descanso se convirtió en un toma y daca constante con un disparo al palo de Ozil incluido pero el electrónico no iba a moverse antes de que el árbitro señalara el camino a vestuarios. La segunda mitad empezó con ocasiones para los rojiblancos que se encontraban cómodos sobre el campo. Filipe Luis tuvo en su bota izquierda una ocasión pero su disparo salió centrado.

Luchando como hermanos, el partido y la grada eran un constante rojiblanco. Al filo del minuto 60, una gran jugada de Gabi acabó con el balón en banda contraria para que Filipe lo empalmara de volea sin la suerte necesaria para que entrara entre los tres palos. Con Neptuno preparado, el Dios mandó la fortuna necesaria para evitar una doble ocasión del Madrid en botas de Benzema y Ozil que la muralla rojiblanca acertó a despejar aliándose, de nuevo, con el palo. La madera estaba empeñada en que la Copa volara hacia el Calderón y en el 67´Ronaldo volvía a estrellar en ella un balón en el lanzamiento de una falta.

Los nervios empezaban a jugar su partido y las ocasiones a escasear. El reloj fue corriendo sin grandes llegadas de ninguno de los dos conjuntos hasta el añadido, cuando el Atlético tuvo tres saques de esquina consecutivos para lograr llevar el delirio a su afición y conquistar la Copa. Los lanzamientos no encontraron rematador y la prórroga se erigió como destino inevitable.

En el tiempo extra, con los corazones a miles de pulsaciones por minuto, Diego Costa tuvo oportunidad de hacer el 1-2 pero Diego López acertó a resolver la papeleta y salvar a su equipo. Nada pudo hacer el cancerbero en el 98´cuando el balón parado sí surtió el efecto deseado. Koke la botaba y Miranda se anticipaba a la defensa para dar un golpe sobre la mesa y ponerse por ventaja con 22 minutos por jugarse.

Tocaba defenderse. El Madrid no se iba a rendir pero ahí estaba Courtois para frenarles, como a Higuaín a un minuto del final de la primera parte de la prórroga en un remate a bocajarro del argentino. Un superhéroe llegado desde Bélgica que iba a salvar el empate en un mano a mano de otro argentino. Di María retó en duelo a Courtois pero éste sacó una mano prodigiosa cuando el empate parecía inevitable.

Defendiendo sus colores. A falta de diez minutos para el final la Copa no podía volar de las vitrinas del Atlético. A cinco minutos del final, Ronaldo fue expulsado por una patada a Gabi y con Courtois tendido en el césped simultáneamente tras recibir el impacto de un objeto. Esto no hizo más que alargar el partido y la agonía rojiblanca mientras sus guerreros se defendían sobre el tapete. Clos Gómez decretó el final y la afición rojiblanca celebró un título que su equipo había buscado desde el mes de octubre y que terminaba de la mejor forma posible en el campo que ha visto al Atlético ganar 9 Copas del Rey.