Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Forlán y Tiago firman una victoria que asienta en el liderato al Atlético (1-2)

Gran partido defensivo y certero en ataque de los rojiblancos

Un zarpazo letal al principio y otro al final sirvieron para firmar la segunda victoria del Atlético de Madrid en el presente Campeonato, que sale con el liderato reforzado tras vencer en uno de los clásicos del fútbol español al Athletic en San Mamés. Forlán abrió el marcador a los 10 minutos y en el 79 Tiago anotó el segundo que serviría para rubricar una importante victoria antes de afrontar una semana dura contra Aris en la Europa League y Barcelona en Liga.

Pero el triunfo puede costarle caro al equipo rojiblanco, ya que cayó lesionado Agüero al principio del segundo tiempo por una durísima entrada por detrás de Gurpegi, que sólo fue amonestado cuando pudo ser tarjeta roja e, incluso, penalti.

El Atlético de Madrid tenía una dura prueba de fuego en San Mamés, un estadio casi centenario que ha visto grandes partidos de los rojiblancos madrileños y que, no en vano, es uno de los equipos que más triunfos ha cosechado en el feudo bilbaíno, 20, amén de 14 empates en las 73 visitas realizadas.  Y el cuadro de la capital llegaba, además, como líder de la Liga, tras su brillante comienzo de temporada, primero proclamándose campeón de la Supercopa de Europa y después con la goleada ante el Sporting (4-0) en la primera jornada, que le aupó a la primera posición de la tabla.

Y lo cierto es que las sensaciones con las que el equipo del Vicente Calderón arribó a La Catedral fueron óptimas. Forlán y Agüero volvían a enfrentarse a un buen ‘cliente’, el Athletic, al que han ‘bombardeado’ cuando le han tenido en el punto de mira. Once goles del charrúa con las camisetas de Villarreal y Atlético, seis de ellos como rojiblanco, y cuatro del argentino han marcado los choques que ambos han tenido contra uno de los equipos históricos del fútbol español, pese que la pasada temporada los dos se quedaron sin marcar, entre la gran actuación de Gorka Iraizoz y los postes.Y el uruguayo no faltó a esa cita con el primero de los goles del Atlético, reforzando su liderato en el Pichichi de la Liga.

Otro detalle a destacar en este clásico entre los dos equipos rojiblancos era el estreno en San Mamés del guardameta del Atlético de Madrid De Gea. Con 19 años recibía su bautismo futbolístico en La Catedral, donde otros grandes guardametas también vivieron el especial ambiente del estadio bilbaíno muy jóvenes. Casillas se estrenó en Bilbao con 18 años, mientras Valdés y Reina, los otros dos metas mundialistas, debutaron con 20, un año más que De Gea. El meta rojiblanco lo hizo bien, no tuvo culpa en el gol recibido y salió reforzado con una victoria en uno de los estadios con más historia del fútbol español.

Lo cierto es que el partido comenzó trepidante, con un Athletic enchufado, con una afición volcada que quería ver el triunfo de su equipo y que apretaba de lo lindo ante el campeón de la Supercopa de Europa. Los de Caparrós metieron pronto una marcha al partido que podía terminar en un ida y vuelta, justo lo que había anunciado el técnico del Athletic en la previa que no quería. Porque eso podía desembocar en un intercambio de golpes en el que el Atlético se podía beneficiar, como así sucedió.

Tras ese inicio fulgurante, con empuje y una ocasión de Llorente a los tres minutos pero cuyo disparo se marchó por encima de la meta de De Gea, llegó una jugada que marcaría el desarrollo del partido. Pase de tiralíneas de Raúl García a Kun, que ‘pincha’ el balón, se va de dos contrarios y, dentro del área, sirve a Simao para dejar que Forlán continuara con su racha goleadora y de disparo sesgado y pegado al poste inaugurara el electrónico.

A partir de ahí el Athletic fue un león herido, que se volcó en busca del empate a la desesperada. Llegaron las ocasiones pero no muy claras porque lo cierto es que De Gea apenas tuvo que intervenir en la primera mitad. Los disparos de los bilbaínos no encontraban portería gracias al trabajo defensivo de los de Quique Sánchez Flores. Toquero fue el que más se aproximó en el 17 pero su cabezazo se fue alto. Por el contrario, cada balón que los ayer de azul llevaban hacia el área local era sinónimo de peligro. Simao obligó a Iraizoz a detener un disparo desde la frontal a la media hora de juego y en el 36 un pase de Raúl García lo empalmó alto Forlán.

El equipo rojiblanco madrileño demostró que cuando tiene que ponerse el mono de trabajo lo hace a la perfección. El partido de San Mamés era de esos en los que el trabajo solidario de todo el equipo, la colaboración en defensa y las ideas claras para salir al contragolpe fueron fundamentales para acabar con ventaja en el primer tiempo.

La lesión de Toquero al final del primer acto facilitó la labor de los madrileños porque en el segundo tiempo el Kun estuvo a punto de marcar nada más empezar. Y cuando tenía el gol en una jugada clara, Gurpegi le hizo una falta en la media luna del área rayando el penalti que terminó con el argentino en camilla. Gurpegi vio una amarilla que debió tener otro color y el Atlético se vio obligado a hacer el primer cambio del partido.

El Athletic se lanzó a la desesperada, viendo que no tenía otra si no quería perder en su estreno liguero ante su afición y por eso De Gea se vio obligado a intervenir en dos ocasiones consecutivas en apenas un minuto a disparos de De Marcos y Llorente. Pero la réplica del Atlético no se hizo esperar y primero Raúl García y después Forlán obligaron a Iraizoz a realizar dos buenas intervenciones. Lo que no pudo evitar fue el gol de Tiago a falta de once para el final tras un contragolpe de libro llevado por Diego Costa, con la participación de Simao. Tiago, que debutaba en Liga, fue a la postre decisivo en el triunfo rojiblanco.

Pero el Atlético no podía vivir un final de partido tranquilo. Así llegó el gol de Llorente a falta de dos minutos para el final que no hizo sino alimentar la ilusión de la parroquia bilbaína porque el líder demostró solidez y saber jugar los minutos que restaban.

ATHLETIC, 1 (Llorente); ATLÉTICO, 2 (Forlán y Tiago)

Athletic: Iraizoz; Iraola, San José, Amorebieta, Aurtenetxe; Javi Martínez, Gurpegi (Iturraspe, 55’); Susaeta, Toquero (Muniaín, 40’), Gabilondo (De Marcos, 62’); y Llorente.

Atlético: De Gea; Perea, Godín, Domínguez, Antonio López; Reyes (Tiago, 77’), Raúl García (Mario Suárez, 81’), Assunção, Simão; Agüero (Diego Costa, 58’) y Forlán.

Árbitro: Undiano Mallenco (Colegio Navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Toquero (13’), Amorebieta (45’), San José (52’), Gurpegi (53’) e Iturraspe (70’); y por el Atlético fueron amonestados Agüero (13’), Godín (41’), Raúl García (65’), Mario Suárez (92’) y Diego Costa (93’).

Incidencias: Estadio San Mamés. Segunda jornada de Liga. Partido retransmitido en directo por La Sexta y las Televisiones Autonómicas. El Atlético estuvo representado en el Palco de Honor por Don Lázaro Albarracín, Vicepresidente del Área Social, Don Clemente Villaverde, Gerente, Don Miguel Pérez, Accionista, y Don Jesús García Pitarch, Director Deportivo. Antes del comienzo del partido, homenaje a la plantilla del Athletic Juvenil, campeón de la Copa del Rey de la categoría. El Atlético de Madrid lució la segunda equipación por coincidencia de colores con el Athletic.

GOLES:
0-1.     10’. Pase en profundidad de Raúl García a Agüero, que se va de dos rivales, centra al interior, toca Simao y empalma Forlán a la red.
0-2.     79’. Contragolpe que lleva Diego Costa con pase a Simao dentro del área, dispara el luso, despeja Iraizoz y cabezazo a la red de Tiago.
1-2. 88’. Centro desde la izquierda de Iraola y Llorente fusila desde cerca a De Gea.

etiquetas: