Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

DIEGO COSTA VOLVIÓ A JUGAR EN LA ÚLTIMA MEDIA HORA

Griezmann firmó la victoria en Vallecas

Ajustado triunfo en Vallecas ante un Rayo peleón. Griezmann, en el minuto 74, marcó el único gol del partido. Ahora, a pensar en el partido de Champions frente a la Juventus.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

RAYO 0 – 1 ATLÉTICO

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Gálvez (Álvaro, 76’), Ba, Jordi Amat; Tito, Mario Suárez, Comesaña, Álex Moreno; Embarba (Pozo, 57’), Trejo (Bebé, 57’); y Raúl de Tomás.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Filipe Luis; Correa (Lemar, 60’), Saúl, Rodrigo (Savic, 75’), Vitolo (Diego Costa, 60’); Griezmann y Morata.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Mostró tarjeta amarilla al rojiblanco Giménez (92’).

EL GOL:
0-1. 74’. Griezmann
remata a la red un pase de Morata dentro del área.

 El Atlético de Madrid saltó al césped de Vallecas con el objetivo de regresar a la senda de la victoria y lo logró aunque fue un triunfo trabajado. Lo cierto es que estuvo muy cerca de marcar en los primeros compases. Saúl cabeceó rozando la cruceta izquierda de la meta local un centro medido de Griezmann cuando se cumplía el minuto 2. Y, en el 7, otro testarazo, ésta vez de Morata a centro de Griezmann lo detuvo Dimitrievski.

El Rayo lo intentó pero sus oportunidades llegarían en la parte final del primer acto. Las dos fueron obra de Embarba, que puso a prueba a un seguro Oblak. Primero con un disparo raso que atajó el esloveno y en el 34 otro zambombazo que nuestro guardameta desvió a córner.

Tras el descanso los nuestros se mostraron más firmes y volvieron a intentarlo. Correa disparó desde fuera del área y detuvo el meta franjirrojo. A renglón seguido, Raúl de Tomás remató y atajó Oblak. Poco después llegó el regreso de Diego Costa, que tenía por delante media hora. Salió junto a Lemar en el doble cambio. Con más producción ofensiva llegó el gol de Griezmann, tras un centro de Filipe Luis que Morata dejó al francés para que hiciera el 0-1.

A partir de ese momento se vieron más posibilidades de gol que no llegaron por muy poco. Pero con Morata y Diego Costa en punta y Griezmann con mayor libertad la imagen ofensiva del equipo fue tremenda y el Rayo tuvo que cerrar filas para evitar el segundo gol rojiblanco. Sólo en el último minuto del descuento Ba cabeceó una falta pero Oblak detuvo con una espectacular ‘palomita’. Importante victoria para afrontar el miércoles la ida de los octavos de final de la Champions frente a la Juventus en el Wanda Metropolitano.

Tienda online