Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

DECIDIÓ MORATA CON DOS GOLES EN TRES MINUTOS

Importante victoria en Anoeta

Segundo triunfo consecutivo fuera de casa de los nuestros. Morata, con dos goles en tres minutos en la primera parte, firmó una trabajada victoria en Anoeta.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

REAL SOCIEDAD 0 – 2 ATLÉTICO

Real Sociedad: Rulli; Zaldúa, Diego Llorente, Raúl Navas, Theo Hernández; Zubeldía (Rubén Pardo, 75’); Oyarzábal, Mikel Merino, Zurutuza (Juanmi, 68’), Sandro; y William José (Bautista, 27’).

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis (Arias, 46’); Koke, Rodrigo, Saúl, Lemar (Thomas, 58’); Griezmann y Morata (Correa, 71’).

Árbitro: González González (Comité Castellano-leonés). Roja por doble amarilla a Koke (41’ y 62’). Mostró tarjeta amarilla al local Zaldúa (3’); y a los visitantes Rodrigo (58’) y Godín (63’).

GOLES:
0-1. 30’. Morata
cabecea a la red un saque de esquina lanzado por Lemar y prolongado de cabeza por Godín en el área pequeña.
0-2. 33’. Morata remata picado de cabeza una falta lateral botada por Koke desde la derecha.

 Morata ha cogido el gusto a marcar. Le costó celebrar como se debía el primero, que fue el pasado domingo ante el Villarreal, tras dos anulados por el VAR, pero en Anoeta celebró dos en apenas tres minutos. Los que van del 30 al 33. Ambos de cabeza. Ambos de jugadas de laboratorio. Primero fue en un saque de esquina lanzado por Lemar y que prolongó Godín para que el madrileño pusiera la testa en el segundo palo. Después fue Koke, tras una falta que le hicieron al goleador, el que puso el esférico en la cabeza del ‘22’ para que, con un remate picado, pusiera el 0-2.

Lo cierto es que la Real Sociedad parecía que había entrado bien en el partido, pero la ocasión de Oyarzábal la desbarató Oblak cuando se cumplía el minuto 14. Pero Morata estaba por la labor de ser protagonista en el choque. Avisó con dos ocasiones que pudieron subir al luminoso pero que se quedaron en el casi. Primero peleó con Diego Llorente ante la salida de Rulli y la fortuna quiso que el balón se le quedara atrás cuando podía empujar a la red. Y luego, un centro de Koke lo remató en el interior del área, salvando Rulli in extremis. A la tercera embocó su remate a la red. Y a la cuarta, también.

El partido sólo tuvo un color a partir de ese momento, el rojiblanco. Dominio y sensación de peligro en cada llegada de los nuestros al área de Rulli, aunque no se movería más el marcador en el primer acto.

Tras el descanso, las ocasiones brillaron por su ausencia. El partido estaba donde querían los nuestros. Control del juego, trabajo espectacular tanto en defensa como en ataque de todo el equipo y sin conceder ocasiones al rival. Sin embargo, Koke vio la segunda amarilla a falta de media hora para el final, algo que podía hacer que los donostiarras buscaran recortar distancias. La mejor ocasión de los locales llegó en el 75, con un cabezazo de Mikel Merino al que respondió Oblak con una gran parada. Importante victoria en Anoeta frente a la Real Sociedad. El próximo sábado, próximo encuentro frente al Leganés en el Wanda Metropolitano el sábado (16:15 horas).

Tienda online