LOS DOS ROJIBLANCOS TUVIERON UN BUEN RECIBIMIENTO DE LA AFICIÓN ROJILLA

Juanfran y Raúl García se sintieron como en casa

Ambos jugadores defendieron la camiseta de Osasuna y dejaron un gran recuerdo en la parroquia rojilla debido al buen rendimiento conseguido en tierras navarras.

D. Barriga / FOTO: Ángel Gutiérrez

Juanfran y Raúl García llegaron al estadio de El Sadar y se sintieron como en casa. Los dos jugadores rojiblancos defendieron durante muchas temporadas el escudo de Osasuna y se convirtieron en jugadores muy queridos por los aficionados rojillos ya que se convirtieron en líderes de los respectivos proyectos que vivieron en Navarra.

Raúl García, criado en la cantera de Tajonar, adquirió una importancia vital en el conjunto de José Luis Mendilibar la temporada pasada durante su cesión a la que toda la vida ha sido su casa. Sus 11 goles en el campeonato doméstico fueron fundamentales para que Osasuna firmara la permanencia además de ganarse una segunda oportunidad con la rojiblanca. Simeone tomó buena nota de las cualidades del navarro y depositó en él una confianza que Raúl se está encargando de devolver con trabajo, entrega y goles. El mediocampista, de 26 años, suma ya 8 tantos en lo que va de temporada, convirtiéndose en el tercer máximo goleador del equipo.

El mismo cariño que la hinchada de Osasuna profesa por Raúl García lo tiene por Juanfran. El alicantino llegó a Pamplona en la temporada 2006/2007 como paso previo al Atlético. Tras más de 100 partidos con la camiseta rojilla, Juanfran dejó actuaciones que nunca olvidará la hinchada pamplonesa, como su gol ante el Real Madrid en la temporada 2008/2009, que sirvió para certificar la permanencia en Primera de los navarros.
 

>