Patrocinadores principales

RIYADH AIR Nike Cívitas

Atlético de Madrid Escudo Atlético de Madrid

La pasión por el Atlético de Madrid no entiende de edades

A sus 98 años, Leocadia acudirá por primera vez a un estadio de fútbol

Si les digo que la pasión por el Atlético de Madrid mueve montañas ¿se lo creen?, pues les aseguro que pueden hacerlo. Tiene 98 años de edad y vive en un pueblo cercano a Salamanca, concretamente en Calvarrasa de Abajo. Leocadia Curto Santos lleva toda una vida dedicada al trabajo en su pequeño pueblo. Desde que era joven la agricultura y el comercio han formado parte de su de día a día; bueno eso y su querido Atlético de Madrid.
  Leocadia no ha salido nunca de su pueblo, pero el próximo domingo será el ‘Gran Día’. Esta mujer casi centenaria pondrá rumbo a la capital junto a varios miembros de su familia para ver jugar por primera vez al Atlético de Madrid. Realmente será la primera ocasión en la que Leocadia pise un campo de fútbol, nunca ha vivido la magia de la grada del Calderón, sólo desde el sofá de su casa. 
La entidad colchonera ha querido premiar la fidelidad de esta mujer invitándola al próximo partido de Liga ante el Villarreal de José Francisco Molina. De todos es conocido que la afición del Atlético de Madrid es una de las más fieles del fútbol, por eso la entidad la considera uno de sus los mejores activos.
Hablando con ella, uno llega a la conclusión de que la ilusión no depende de la edad, sino de cómo cada uno de nosotros ame la vida. Dicen que las pequeñas cosas son las más grandes y las que más satisfacciones nos dan y esta salmantina es un ejemplo a seguir por todos nosotros. A su edad vive emocionada pensando en su viaje a Madrid. Cada domingo se sienta en el sofá de su casa para ver jugar a su Atleti, pero su pasión no se queda ahí, le gusta ver lo que la prensa dice de su equipo y pueden preguntarle cualquier dato de los chicos de Simeone porque nunca la cogerán en un renuncio. 
Su vida ha sido intensa en el trabajo, pero a pesar de ello está orgullosa de haber creado una familia en la que sus biznietos son su mayor alegría. Dos hijos, seis nietos y nueve biznietos conforman su ‘tropa’. Algunos de ellos viajarán también el próximo domingo para arroparla en uno de sus momentos más esperados.
“Estoy muy contenta por poder vivir esta oportunidad, estoy como si me hubiera tocado la lotería. Me ilusiona ir a Madrid y conocer el Calderón, especialmente cuando nunca he salido de mi pueblo. Espero que el equipo me de una alegría, seguro que les doy mucha suerte. Nunca he ido a un estadio de fútbol y tengo muchas ganas. Me espero un estadio enorme y lleno de gente, seguro que me impresiona”,
nos confesó.
Leocadia se confiesa atlética de toda la vida: “No me pierdo ningún partido, da igual lo que tenga que hacer, lo primero es ver al equipo por televisión. Desde que era muy joven, he sido una trabajadora incansable y ahora con 98 años el fútbol me divierte mucho. Hace tiempo en uno de mis cumpleaños, mis hijos me compraron una camiseta y es esa con la que voy a ir el domingo. No me la voy a quitar”.
El ritmo de vida en una ciudad no es el mismo que el de un pueblo, pero durante estos días, Calvarrasa de Abajo tiene más actividad. Los vecinos de Leocadia no paran de visitarla y de comentar como será el viaje a Madrid de su paisana. “La verdad es que todos los días me dicen algo, ellos también tiene mucha ilusión. En cuanto llegue de nuevo a mi pueblo tendré que contarles la experiencia con detalle”, asegura. 
A pesar de sus operaciones y de utilizar unas muletas para mejorar su movilidad, esta rojiblanca de corazón tiene claro que en la vida la pasión que le pones a las cosas es fundamental y gracias a ello, Leocadia aún tiene fuerza e ilusión para dar y tomar. “Tengo algunos achaques propios de la edad, pero me considero una mujer con mucha energía y con muchas ganas por hacer cosas. Y esta ocasión no me la podía perder por nada del mundo. Estoy muy agradecida y me siento una mujer afortunada”, reconoció.
Sencillez, carisma, honestidad y pasión, son algunas de las máximas que abanderan la vida de esta mujer que se siente orgullosa de seguir la filosofía rojiblanca durante 98 años y…seguro que muchos más.
etiquetas: