PALABRAS DE NUESTRA LEYENDA

Manolo: "Ganar una Liga no es fácil y hasta el final tienes que estar preparado y concentrado"

Conversamos con nuestra leyenda Manuel Sánchez Delgado. Trofeo Pichichi en la temporada 1991/92, vistió la elástica rojiblanca en 272 partidos oficiales, ganó dos Copas del Rey y como atlético marcó 94 goles entre 1988 y 1995. El histórico delantero nos cuenta la emoción vivida con la conquista del título y su análisis de la temporada.

Un camino de emociones. Así ha sido el recorrido de esta temporada hasta conseguir elevar la anhelada copa de campeones de Liga. Nuestra leyenda Manolo Sánchez Delgado, histórico Trofeo Pichichi en la temporada 1991/92, 272 partidos como rojiblanco y ganador de dos Copas del Rey con el Atleti, asegura haber vivido esta gesta con “inmensa alegría, mucha emoción y nervios". "Tuvimos una primera vuelta espectacular y una segunda más humana, en la que nuestros rivales estuvieron cerca. He disfrutado al máximo como todos los atléticos de este título de Liga, conseguido de manera justa y merecida”.

No fue hasta la última jornada del campeonato, ante lo cual Manolo afirma: “no podía ser de otra manera. Los títulos no se consiguen en diciembre. Ganar una Liga no es fácil y hasta el final tienes que estar preparado y concentrado. Creo que esa fue la virtud del equipo: la mentalidad de campeón que mostró todo el grupo, en los momentos más difíciles y complicados en las últimas jornadas, con la presión de nuestros adversarios”.

Sobre el papel desempeñado por el conjunto rojiblanco en esta campaña, profundiza: “Mi valoración es extraordinaria. Ganar la Liga es lo más grande. El Atleti ha sido el equipo más regular y el mejor en todos los aspectos. A nivel defensivo y ofensivo y también en el aspecto emocional en el que se mantuvo fuerte y no se rindió nunca. Ha sabido adaptarse a una liga muy dura por la pandemia con importantes lesiones, bajas y sin nuestra afición en el estadio, pero como siempre sintiendo su apoyo cada día. Todos han sumado y aportado por su comportamiento, esfuerzo, compromiso, y calidad. Desde nuestro entrenador y gran líder que nos ha llevado a ganar un nuevo título con esta deseada liga, Cholo Simeone, hasta el último jugador”.

Corría la temporada 1991-92, en la cual Manolo marcó 27 goles en 36 partidos de Liga y logró el Trofeo Pichichi, que le acreditó como máximo goleador liguero de aquel curso. A través de su experiencia, analiza a la campaña de Luis Suárez: “Fue un jugador clave y decisivo para ganar esta Liga, con sus 21 goles y sobre todo por su experiencia y carácter ganador y competitivo. El club apostó por él y acertó. Sin duda, el mejor delantero del campeonato y de los mejores del mundo”.

La ceremonia de entrega de la copa de campeones fue vivida en primera persona por leyendas de nuestro club, entre las que se encontraba Manolo: “Fue un día inolvidable. Tuve la suerte de estar presente, en la entrega de la copa en el campo y en la cena homenaje a los campeones. Me lo pasé genial y me quedo con la cara de felicidad de toda la familia rojiblanca. Plantilla, Club y afición, todos juntos y unidos y brindando por este éxito maravilloso”. De este acto conserva una fotografía muy especial junto a Jorge Resurrección ‘Koke’, nuestro capitán, quien para Manolo es: “un ejemplo para todos. Un grandísimo profesional y una leyenda del Atleti por su compromiso y fidelidad por unos colores. Enorme como jugador y como persona”.

TIENDA ONLINE