Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Ndoye, un ejemplo de esfuerzo y superación en el Atlético de Madrid

“El equipo se juega el pase semifinales y tenemos que creer en nuestras posibilidades para llegar hasta la final; en Alemania vamos a ganar seguro”

Ndoye Momar está viviendo un sueño. A sus 20 años recién cumplidos (10-3-1992), este senegalés nacido en Dakar ha pasado cinco años en el Atlético de Madrid desde que llegó al Cadete y ha pasado de todo, bueno y malo, en la entidad rojiblanca. Su tenacidad, su fuerza de voluntad y sus ganas de triunfar en el fútbol le han hecho superar una grave lesión de ligamento cruzado en la rodilla derecha y posteriormente una rotura de menisco. Fueron casi dos años sin jugar, recuperándose y levantándose para hacerse un jugador más fuerte, tanto en lo físico como en el aspecto mental.

Llegó en la temporada 2007-08 para jugar en el Atlético de Madrid Cadete A. Atrás dejó a su madre y a sus cinco hermanos, poco después del fallecimiento de su padre en 2003. Es el quinto de sus hermanos y sólo él y el pequeño, en edad Cadete, se han dedicado al fútbol.  Reconoce que al principio lo pasó mal porque “estás lejos de la familia y es duro. Los veo una vez al año y lucho y procuro mejorar siempre para ellos, para ayudarles. Eso me ha hecho más fuerte y me ha ayudado a superar las dificultades”, señala a la página web del Atlético.

Tiene muy claro a quién va a dedicar su debut si es que se produce en esta oportunidad. “A mi familia, sobre todo a mi madre y a la memoria de mi padre. Cuando llamé a mi familia para decirles que me iba con el primer equipo a Alemania todos estaban muy contentos, pero sobre todo mi madre, que me dijo que hay que seguir trabajando y querer las cosas porque seguro que van a llegar”.

Ndoye es un chico muy sencillo y al que se le aprecia en la plantilla del Atlético B. Esta convocatoria le ha hecho feliz. “Estoy muy contento. Cuando me llamó Pantic para decirme que tenía que ir con el primer equipo me alegré mucho. Estoy ilusionado y tengo que seguir trabajando más para que lleguen las cosas como esta convocatoria con el primer equipo. Así voy a seguir en este viaje para aprender algo de ellos”.

Es optimista de cara al partido del jueves. “El equipo se juega el pase semifinales y tenemos que creer en nuestras posibilidades para llegar hasta la final. Hay que jugar bien y trabajar mucho. En Alemania vamos a ganar seguro”.

Está convencido que si le llega la ocasión no la dejaría escapar. “Sería increíble si pudiera debutar con el primer equipo. Si tuviera la oportunidad la aprovecharía. Sé que no es fácil porque hay muchos jugadores buenos en la cantera, pero si te eligen y te dan minutos tienes que aprovecharlos al máximo”, señala.

Apunta que “es muy importante que te llame el primer equipo en los entrenamientos porque siempre vas a aprender algo de los jugadores. Son muy buena gente”.

Cumple su segunda temporada en el Atlético B. Considera que “estoy jugando más esta temporada porque los dos años anteriores estuve fastidiado con las lesiones. Creía que las cosas iban a ir bien y trabajando aquí estamos. Para mí es un premio ir convocado a una convocatoria del primer equipo. Agradezco a Simeone que me haya convocado. Esto es otro mundo pero para bien. Hay que trabajar para que lleguen las cosas”.

etiquetas: