Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

LAS VITRINAS DEL CLUB RECIBEN SU DÉCIMA COPA DEL REY

Quinto título en tres años

Fulham, Inter, Athletic, Chelsea y Real Madrid sucumbieron ante los rojiblancos que sólo han perdido una final en los últimos tres años.

D.Barriga

Permanecía vallada la fuente de Neptuno horas antes de la final. El dios rojiblanco esperaba impaciente la llegada de sus fieles una vez conquistada la Copa del Rey y la afición rojiblanca no faltó a la cita en su punto de reunión habitual tras los títulos. Es la quinta vez en apenas tres años que la afición del Atlético visita la fuente.

Primero fue Hamburgo. El 9 de mayo de 2010 el cuadro colchonero vencía en la prórroga al Fulham por 2-1 y volvía a levantar un cetro europeo, en la primera edición de la UEFA Europa League. Los rojiblancos disputaron una semana después la final de la Copa del Rey ante el Sevilla pero no pudieron repetir éxito, aunque no tardaría mucho la entidad del Manzanares en volver a saborear el sabor de la victoria. El 27 de agosto de 2010, Mónaco coronó al Atlético como Supercampeón de Europa tras vencer 2-0 al Inter de Milán.

Dos años después de ese doblete, el Atlético repetiría conquistas en el viejo continente. Bucarest fue el escenario en el que los rojiblancos repetirían título de la UEFA Europa League después de una exhibición de Falcao y todos sus compañeros que se imponían por 3-0 al Athletic de Bilbao. Ese trofeo permitiría a los madrileños volver a disputar la Supercopa de Europa y volver a ganarla después de asombrar al mundo entero imponiéndose al Chelsea por un marcador de 4-1.

Esta vez fue el Real Madrid el equipo que tuvo que ver como el Atlético recogía el trofeo después de superarle por 1-2 en un partido intenso, emocionante, y que cayó del lado rojiblanco en el décimo título del club en el Bernabéu. Las calles de Madrid fueron una fiesta y Neptuno recibió como se merecía a su apasionada afición.