Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Quique S. Flores: “2010, un gran año: jugamos tres finales, ganamos dos títulos”

“Estos jugadores son los que nos llevarán a puestos Champions”

Quique Sánchez Flores, entrenador del Atlético de Madrid, se mostró convencido que el mal momento que tuvo su equipo en una semana calificada como ‘trágica’ ya ha pasado y espera lo mejor en Málaga. Además, a la hora de poner una nota ahora que termina 2010, dijo que “es alta, aunque nos lo ha bajado la eliminación de la Europa League”.   El técnico rojiblanco dejó bien claro que no ha tenido que trabajar especialmente con los jugadores tras la eliminación del pasado jueves en Europa. “Hubo que trabajar mucho hace ya un par de semanas o tres porque fue una semana muy complicada. Aquello ya pasó. Queríamos seguir en la competición pero estaba asumido. Digamos que el proceso de recuperación empezó hace algún tiempo, unos diez días. El vestuario ahora ya está bien y muy concienciado que tenemos dos objetivos más en la temporada. Y sabemos que el partido del domingo es complicado, ante un equipo que hace las cosas muy bien por momentos e irregular por otros. Tiene un buen entrenador y buenos futbolistas. Tenemos que tener precaución porque es un partido difícil”.   Respecto a si el esfuerzo del jueves pasado en Alemania le puede pasar factura en La Rosaleda, señaló Quique que “creo que no pasará factura. Los datos que tenemos dicen que estamos haciendo unas medias de kilómetros y de intensidad muy altas durante la temporada y además tenemos recambios. Por eso no me preocupa demasiado”.   Se le recordó que la pasada temporada todo el inicio torcido del equipo rojiblanco comenzó en Málaga, con una derrota dolorosa por 3-0. “Nosotros nos entrenamos en positivo siempre y es como afrontamos cada día de entrenamiento, cada día de la semana y cada mes. Siempre lo afrontamos en positivo y pensando que las cosas van a salir bien. Sería trágico y muy pesimista plantear cada trabajo desde la derrota. Pensamos en ganar y que tiene similitudes con el de San Sebastián, en el sentido de que las consecuencias de que algo positivo nos meterían de lleno en la búsqueda de nuestro objetivo. Tenemos muy claro que lo que nos ha sucedido es que hemos tenido ocho días inexplicables dentro de una temporada bastante regular, bastante normal. Pasó, a veces el fútbol de depara este tipo de sorpresas y seguimos trabajando con la ilusión de los futbolistas y con el objetivo muy claro”.   Después de ganar al Deportivo con claridad y de empatar y hacer un buen partido ante el Bayer en Leverkusen, se le preguntó si estaba superada la crisis de esa semana negativa de resultados. “El peor momento fue la culminación de aquella semana trágica donde nos dieron un vuelco anímico brutal en ocho días y donde nadie esperaba que fuéramos a entrar en eso porque los síntomas anteriores no hacían presagiar nada parecido. Ahora bien, en tiempos difíciles los pilotos experimentados, y hablamos tanto de cuerpo técnico como de jugadores, tienen que convertirlos en una travesía más y es así como tenemos que hacerlo. Es una travesía más y de estas se pasan unas cuantas en la temporada. Me gusta el grupo, me encanta a nivel anímico y deportivo. Y esto lo dije el año pasado en tiempos muy difíciles y lo digo en este en tiempos difíciles. Estos jugadores son los mismos que nos llevarán a puestos Champions y que nos harán emocionarnos nuevamente durante esta temporada”.   No quiere hacer una valoración tremendista antes del partido frente al Málaga. El técnico rojiblanco dejó bien claro que “hago las valoraciones de los partidos después del desarrollo, y a veces me equivoco. A priori sólo pido ganar. Luego, fruto del desarrollo otros resultados pueden parecer suficientes o insuficientes. A veces pienso que las ruedas de Prensa deberían ser dos días más tarde de los partidos porque después de haber visto el partido dos veces después de jugarlo es cuando tengo la percepción real de todas las cosas. A veces cuando hablo tras un partido he sido mucho más exigente de lo que debería porque he visto un partido peor del que luego he visto en vídeo. Y a veces al revés, pienso que ha sido un buen partido y luego me he horrorizado cuando lo he vuelto a analizar. En principio, siempre voy con la idea de ganar”.   Respecto al Málaga, el entrenador rojiblanco tuvo palabras de elogio para su homólogo y para el equipo rival. “Pellegrini es muy buen entrenador y ya lo ha demostrado en España. Está en una situación difícil porque el equipo no tiene una tendencia claramente positiva. Cuando un entrenador llega en una situación muy complicada a un equipo hasta que sale del todo tiene demasiadas montañas y dientes de sierra. Ahora bien, el Málaga es un equipo que igual te sorprende y te hace un gran partido como te sorprende con fallos de concentración. Nosotros, teniendo en cuenta que es su campo, que nos conocen y vienen de una derrota severa que les habrá enchufado para el siguiente partido, nos tenemos que preparar para el peor escenario posible. Por tanto, sólo nos sacará de allí bien un buen partido. No hay otra lectura”.   Dejó bien claro que está informado de todos los movimientos que hay en el Club relativos a fichajes. “En todo momento. Además, es un club en el que internamente mandan pocas personas. Con Enrique Cerezo, Miguel Ángel Gil y Jesús García Pitarch, que son las tres personas que manejan cada área tengo una comunicación casi diaria y fluidísima. Y esta es la única forma en que las cosas puedan salir bien”.   Para finalizar, se le pidió un balance de 2010, un año mágico para los atléticos, en el que se jugaron tres finales y se ganaron dos títulos, Europa League y Supercopa de Europa. “2010 ha sido un gran año. Teniendo en cuenta que en 2010 empezamos a repuntar con aquél 5-1 al Recreativo en la Copa y que nos dio muy buenas sensaciones. Un equipo que juega tres finales y que gana dos tiene que tener una nota muy alta. Nos ha bajado la nota la eliminación de la Europa League de este año, pero la nota en 2010 es alta”.  
etiquetas: