Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

Quique S. Flores: 'Hay que seguir en el camino y no bajar los brazos'

El técnico no piensa que la solución pasa por refuerzos

Quique Sánchez Flores quiere que su equipo borre la imagen de los dos últimos partidos, y espera que el encuentro ante el Levante sea un punto de inflexión para regresar a los primeros puestos de la clasificación. Así, en la conferencia de prensa posterior al último entrenamiento del equipo, analizó la situación del equipo y dijo que “hemos analizado esos partidos igual que siempre para corregir los errores entre todos. Los jugadores y yo estamos convencidos de que lo vamos a conseguir. Sigo creyendo en el grupo. Intentaremos reducir  los errores y ver las cosas positivas, que también las hay. A lo largo de la temporada hay momentos mejores y peores.  Ha sido vuelvo importante el cambio dado por el cambio, aunque seguimos con la idea de lograr el objetivo marcado al inicio, conseguir una plaza para la Champions. En el vestuario se habló para coincidir en los fallos y en el último entrenamiento del equipo, se ha visto que todo está solucionado”.

El técnico del Atlético de Madrid sabe que las dos últimas derrotas del equipo han sentado mala a los seguidores y por eso aseguró que “sabemos que nuestros aficionados no pasan por su mejor momento, pero tienen que tener confianza en el grupo. Es una plantilla ganadora. Ha ganado dos títulos y ha llegado a tres finales en las últimas fechas y por eso deben mantener la fe y confianza en su equipo. Aunque ahora nos juzguen con dureza, debemos ser fuertes para recibir las criticas”.

A la hora de buscar una posible explicación de las dos últimas derrotas del equipo, Quique explicó que “en un mismo partido caben todo, las sorpresas buenas y las malas, no quiero extenderme más en las dos derrotas, pero han sido desconcertantes. Todos pensábamos durante un tiempo que esos partidos los podíamos ganar, es cierto que cometimos errores yo el primero, pero básicamente quiero transmitir a la afición que aquí no se relaja nadie. Al contrario, hay que apretarse los machos, como hemos hecho siempre. Si el año pasado llevamos a la afición a una enorme ilusión este año también lo haremos. Costará pero estar en Champions en noviembre no es nada, el camino termina en mayo y hay que hacerlo de todos modos. Aunque eso sí, incluso en la Europa League, hasta el rabo todo es toro”.

Quique sabe que la única manera para enderezar la mala racha pasa por seguir trabajando. “Hay que seguir en el camino, no bajar brazos y continuar. Me gustaría recuperar las buenas sensaciones después de dos partidos, pero cuando no es así, como el año pasado, hay que bajar al barro, remangarse, sacar la versión más fuerte de cada uno. Con los aficionados se creó un vínculo que no podemos romper con dos malos resultados, que crean desconcierto al propio equipo, que no sabe cómo han ocurrido”, indicó.

Cuando en dos partidos recibes seis goles y de ellos cinco son por errores groseros, hay poco que decir. Yo los he visto con los jugadores, los hemos estudiado. El Atlético de Madrid está en ese punto en el que si algo está en el filo de la navaja cae para el lado contrario, pero estamos en un momento en el que nos corregimos. Nos ha sorprendido que lo que funcionaba dejo de hacerlo y hay que solucionarlo”, aseveró.

Con respecto a la posibilidad de realizar fichajes en el mercado de invierno, Quique fue claro y aseguró que “no pienso que la solución se encuentre fuera del vestuario. La pasada temporada lo dije, cuando llegamos,  y sigo diciendo que la solución está en el vestuario. Tenemos unos números extraordinarios respecto al año pasado. Tiramos 25 veces de media, el doble que el rival, y justo cuando menos nos tira el rival, más goles nos hacen. Puede sorprender, pero es fútbol. Hay que limitar los errores, limitar el factor suerte, apretar en las situaciones que hay que hacerlo y corregir situaciones, pero no nos quedamos con el último partido ni con últimos resultados. Perfectamente podían haber caído del otro lado y nos estaríamos hablando ahora de las dos últimas derrotas, aunque lógicamente las hubiera analizado el  cuerpo técnico. La nacionalización del Kun es una gran noticia. Es bueno, pues abre vías, aunque ahora no son necesarias”.

En cuanto a las críticas que ha recibido la defensa por sus últimas actuaciones, Quique opinó que “no quiero culpar a la defensa de los últimos goles recibidos, pero si vemos los últimos partidos del equipo, se pueden
ver cosas que no han funcionado. Los goles no se inician en el área sino en el otro lado del campo. Pero insisto nadie esperaba que pudiéramos recibir seis goles en nuestro terreno de juego”.


La defensa ha sufrido muchos cambios y han jugado diferentes jugadores. El entrenador rojiblanco dijo que “entiendo que tenemos nueve defensas, contando con Pulido, para jugar en cualquier momento. Como a cualquier entrenador me gustaría tener una base, pero ha habido que cambiar más de lo necesario. Aun así no es motivo para pensar que defensivamente hemos fallado por eso”.

El Levante será el rival del Atlético de Madrid. Un equipo al que ha estudiado Quique en los últimos días. “Todos los que pretenden salvarse son muy agresivos en casa, saben que ese es su partido, en casa. Como en San Sebastián será un partido complicado, nosotros tenemos que preocuparnos de hacer lo nuestro. Será muy físico y agresivo, de no dar lo mejor de nosotros no ganaremos”.

Finalmente Quique Sánchez Flores analizó las actuaciones de De Gea y Domínguez en los últimos encuentros. “De Gea tiene todo el derecho a fallar, tiene sólo 19 años. Porteros de la Casillas, Reina, Valdés, los mejores de España,  con esa edad fallaron mucho, casi constantemente. David, hasta ahora, casi no había fallado ni una vez, así que su margen de error lo tiene por cubrir. Respecto a Domínguez hay poco que decir. Que lo desbloqueen mentalmente los que le cuidan, porque me he encontrado un jugador bastante bloqueado”, concluyó diciendo Quique Sánchez Flores.

etiquetas: