ATLÉTICO 3 – 1 GIRONA

Remontada de Champions

El Atlético tuvo que remontar el gol inicial de Dovbyk y lo hizo con dos tantos en el primer tiempo, uno de penalti de Griezmann y otro de Correa. El goleador francés puso el 3-1 en el inicio del segundo acto.

T. Calvo / FOTO: A. Gutiérrez

ATLÉTICO 3 – 1 GIRONA

Atlético de Madrid: Oblak; Molina, Savic, Hermoso, Reinildo (Witsel, 46’); Saúl (Morata, 41’), De Paul (Azpilicueta, 75’), Koke, Riquelme (Lino, 68’); Griezmann (Llorente, 68’) y Correa.

Girona: Gazzaniga; Eric, David López (Arnau, 64’), Blind, Miguel; Yan Couto, Jhon Solís (Pablo Torre, 56’), Aleix García, Herrera (Portu, 64’), Sávio (Valery, 83’); y Dovbyk (Stuani, 83’).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amarilla para Diego Pablo Simeone (29’). Mostró tarjeta amarilla a los locales Saúl (25’), Correa (35’) y Llorente (92’); y a los visitantes Herrera (32’) y Yan Couto (70’).

GOLES:
0-1. 4’. Dovbyk
empuja a la red un centro de Yan Couto desde la derecha.
1-1. 34’. Griezmann transforma un penalti por mano de Miguel tras cabezazo de Hermoso.
2-1. 45’+6’. Correa cabecea a la red un centro de Morata desde la izquierda del área.
3-1. 50’. Griezmann recoge dentro del área un mal despeje de David López y bate por alto a Gazzaniga.

 Partido trepidante en el Cívitas Metropolitano entre un Atlético que salió a por el Girona desde el arranque pero que se encontró con un tempranero gol de Dovbyk. Tocaba remontar en un partido en el que había que insistir, insistir y seguir insistiendo hasta romper la resistencia del conjunto catalán. Riquelme fue el primero en avisar a los visitantes con un lanzamiento que se fue alto desde la frontal. Sin embargo, el trabajo de los nuestros tuvo premio pasada la media hora, cuando en una falta lateral Hermoso cabeceó y Miguel tocó el balón con la mano dentro del área. Griezmann transformó el penalti y el equipo fue arrinconando al Girona en su parcela hasta que, en el descuento, Morata peleó por un balón que se perdía por la línea de fondo y centro al corazón del área donde Correa cabeceó picado el esférico, que se alojó por la escuadra. Con la remontada y el 2-1 se llegaría al descanso.

Y si eléctrico fue el inicio del primer acto no lo fue menos el segundo. Cuando se llevaban 5 minutos un centro de De Paul lo despejó mal David López y el balón le cayó a Griezmann dentro del área que, con un derechazo brutal, fusiló a Gazzaniga por alto. Molina, tras una buena presión de los nuestros en la salida del balón del Girona de su área, robó el esférico pero su disparo salió fuera por poco cuando se cumplía el minuto 70. El equipo siguió intentándolo a la par que frenaba las acometidas del conjunto catalán. Apoyado con un ambientazo espectacular, con la afición jugando su papel y llevando en volandas al equipo el triunfo se quedó en casa para acercar más el objetivo de una plaza de Champions, antes de pensar en el partido del martes en Dortmund ante el Borussia.

>