Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

SAPONJIC RECUERDA EL MUNDIAL SUB 20 CONSEGUIDO HACE 5 AÑOS

Saponjic: “Significa mucho para mí y lo recordaré para siempre”

Este sábado se cumplen cinco años del Mundial Sub 20 conseguido por Serbia en 2015. Recordamos este gran momento con nuestro jugador Ivan Saponjic, jugador de aquella selección serbia y uno de los grandes protagonistas del título.

El 20 de junio de 2015, Serbia se proclamaba campeona del Mundo Sub 20 por primera vez y única en su historia. Este sábado se cumplen cinco años de la gran hazaña de una generación extraordinaria y recordamos junto a nuestro jugador Ivan Saponjic, uno de los grandes protagonistas en el título del combinado serbio.

El delantero serbio recordaba de esta manera aquel 20 de junio de 2015: “Han pasado cinco años desde uno de los grandes éxitos de la historia del fútbol serbio. ¡Significa mucho para mí y lo recordaré para siempre! Somos la generación de oro de nuestro país”.

Sobre su actuación en el torneo dijo: “Estuve contento con mi actuación, teniendo en cuenta que tenía 17 años y era el más joven del equipo. Fue una buena experiencia para mí y aprendí mucho del entrenador Veljko Paunovic y sus asistentes”.

Nuestro jugador marcó dos goles, ambos fundamentales para la clasificación de su selección a las siguientes rondas. El primero en octavos de final frente a Hungría en el último minuto de la prórroga y el segundo, también en la prórroga, el que daba el pase a la final a Serbia. Así lo recuerda Ivan Saponjic: “Fue un gol importante que nos clasificó para la final, pero también lo fue el gol contra Hungría en el último minuto que supuso el 1-1. Lo recordaré para siempre”.

La selección balcánica jugó todos los partidos desde octavos hasta la final la prórroga e incluso llegó a los penaltis en cuartos de final: “Éramos un gran equipo y eso nos permitió conseguir ese éxito. Jugamos muchas prórrogas y siempre ganamos. Teníamos una mentalidad fuerte e íbamos todos a una”.

Y en la gran final les esperaba Brasil: “Jugamos contra Brasil y fue el partido y la victoria más bonita. Fue una sensación preciosa conseguir un éxito tan grande con tu país. Todo el país nos ayudó”.

Por último, Saponjic también recordó el recibimiento a la llegada del equipo a su país: “El recibimiento en Serbia fue increíble. Nos recibieron 80.000 personas. Fue uno de los momentos más bonitos de mi carrera, algo indescriptible”.