Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL ILICITANO MARCÓ EL DESPEJE DE LUNIN TRAS EL PENALTI QUE LANZÓ ÉL MISMO

Saúl firmó la victoria ante el Leganés

Quinta victoria consecutiva de los nuestros. Saúl recogió el rechace del penalti que había lanzado y que había despejado Lunin. Un gol que sirvió para sellar los tres puntos.

T. Calvo / FOTO: Á. Gutiérrez

ATLÉTICO 1 – 0 LEGANÉS

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Savic, Solano (Saúl, 46’); Correa, Rodrigo, Thomas, Vitolo; Kalinic (Juanfran, 73’) y Griezmann (Lemar, 46’).

Leganés: Lunin; Nyom (José Arnáiz, 76’), Diego Reyes, Omeruo, Rodri Tarín, Kravets; Eraso (Carrillo, 70’), Rubén Pérez, Vesga; Braithwaite (El Zhar, 70’) y En Nesyri.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Giménez (14’), Lemar (53’); y a los visitantes Braithwaite (16’), Rubén Pérez (65’).

EL GOL:
1-0. 50’. Saúl
recoge el despeje de Lunin en el penalti lanzado por el propio Saúl y que fue cometido por Omeruo sobre Correa.

 El ritmo del primer tiempo no fue muy alto, quizá ayudado por la poblada defensa del Leganés, que tenía una línea de cinco defensores a los que ayudaban los tres centrocampistas. Por ese motivo había que intentar buscar la meta de Lunin desde fuera del área. Griezmann fue el primero que lanzó desde la frontal pero su disparo salió rozando el larguero. Luego, en una jugada trenzada entre Correa y Vitolo con pase del canario a Kalinic pero el cabezazo de éste lo atajó Lunin.

Thomas volvió a probar fortuna desde lejos pero no encontró el objetivo por poco. A la media hora insistió Griezmann y el meta visitante despejó como pudo. En la recta final, los pepineros se acercaron y fue Braithwaite el autor del primer disparo, que detuvo Oblak.

Para el segundo tiempo, Simeone dio entrada a Saúl y a Lemar por Solano y Griezmann. Una internada de Correa acabó con el argentino derribado por Omeruo. Mateu Lahoz señaló penalti que lanzó el recién incorporado Saúl. Lunin adivinó el disparo pero no pudo detenerlo y el propio Saúl remachó a la red el 1-0. El equipo siguió apretando y a punto estuvo de llegar el segundo en una falta directa ejecutada con maestría por Lemar pero una prodigiosa mano de Lunin salvó a los blanquiazules.

Pese a los intentos de los nuestros por asegurar el triunfo no llegaron más goles. El de Saúl fue suficiente para lograr la quinta victoria consecutiva y sin recibir gol. La racha empezó en Vallecas ante el Rayo (0-1), siguió frente a la Juventus en el Wanda Metropolitano (2-0), de nuevo en casa contra el Villarreal (2-0), la semana pasada en Anoeta ante la Real Sociedad (0-2) y en esta ocasión frente al Leganés (1-0).