Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL 25 DE MAYO DE 1996 CONQUISTAMOS LA LIGA CONTRA EL ALBACETE

Se cumplen 24 años del Doblete

El Atlético conquistó la novena Liga en el Vicente Calderón al ganar al Albacete por 2-0 el 25 de mayo de 1996. Un título que se unía al de la Copa del Rey, logrado el 10 de abril ante el Barcelona (1-0).

La temporada 1995-96 está grabada con letras de oro en la historia del Atlético de Madrid. El equipo dirigido por Radomir Antic, fallecido recientemente, ganó por primera vez en la historia de nuestro club la Liga y la Copa en la misma temporada. Un Doblete que revolucionó Madrid con la gran celebración por las calles de la capital, con Jesús Gil, entonces presidente, encabezando una comitiva de calesas que circuló hasta llegar a la fuente de Neptuno.

El 25 de mayo se culminó una gran temporada, en la que el equipo de Antic dominó en la Liga desde el principio y que tuvo como máximo competidor al Valencia, entonces dirigido por un mito rojiblanco, Luis Aragonés. En esa última jornada el Atlético recibió al Albacete, al que venció por 2-0, gracias a los goles de Simeone y Kiko, triunfo que hacía campeones a los nuestros en casa, ante nuestra maravillosa afición. La fiesta que se vivió en las horas previas tuvo continuidad en las gradas de un abarrotado Vicente Calderón y acabó con la afición y el equipo dándose una vuelta por la plaza de Cánovas del Castillo, epicentro de las celebraciones rojiblancas, para dedicarle el triunfo a Neptuno.

Los nuestros acabaron la Liga con 87 puntos, en la primera que se disputó con el valor de 3 puntos por victoria y 1 por empate. Además, fue la temporada más larga de la historia de la Liga, al tener 22 equipos y disputarse 42 jornadas. El Atlético ganó 26 partidos, empató 9 y perdió 7, con un bagaje de 75 goles a favor y 32 en contra. Nuestro máximo goleador liguero fue el búlgaro Penev, con 16 dianas, mientras que Molina fue el portero menos goleado, conquistando el trofeo Zamora.

Unas semanas antes de la conquista de la Liga, los nuestros habían ganado la Copa del Rey, noveno título del KO en la historia del club, en el estadio La Romareda de Zaragoza al superar al Barcelona en la final por 1-0, gol de Pantic en la prórroga, en el minuto 102. Para llegar a ese partido decisivo, el Atlético había dejado en la cuneta al Almería (1-4 fuera y 2-1 en casa), al Mérida (4-1 en casa y 4-4 fuera), al Betis ya en octavos (1-1 en casa y 1-2 fuera), al Tenerife en cuartos (0-0 fuera y 3-0 en casa) y al Valencia en semifinales (3-5 fuera y 1-2 en casa). Una Copa del Rey en la que los nuestros ganaron 7 partidos, empataron 3 y sólo perdieron 1.

Esas dos fechas, 10 de abril y 25 de mayo, quedaron grabadas en la historia rojiblanca y fueron la culminación de una excelente temporada del equipo dirigido por Radomir Antic, quien recordó para nuestra web hace cuatro años lo que fue para él esa campaña, cuando se cumplieron 20 años de aquella gesta.