Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

VICTORIA EN EL CAMPEONATO REGIONAL DE CENTRO

Se cumplen 96 años de nuestro primer título

El 23 de enero de 1921, el Athletic Club de Madrid consiguió el primer título de la historia de la entidad: el Campeonato Regional Centro.

“Quedó el domingo campeón de la región el Athletic. Bien merecido lo tiene, pues con el entusiasmo, la fe y la buena voluntad con que durante dos años vienen jugando, eran dignos de recompensa”. Así narraba la crónica deportiva de ABC el triunfo de Athletic Club de Madrid en el Campeonato Regional de Centro el 23 de enero de 1921. Nuestro equipo, a punto de cumplir su mayoría de edad (18 años) en abril, alzó el primer título de su historia en este torneo de la zona central del país.

Lo hizo en un campeonato en el que participaban el Real Madrid, la Real Sociedad Gimnástica Española y el Racing Club de Madrid. Los rojiblancos no perdieron ni un partido. Comenzaron con un empate a uno ante la Gimnástica, pero tras la segunda jornada contaron todos sus partidos por victorias, sumando 13 goles a favor por sólo tres en contra.

5

Victorias  y un empate en seis partidos logró nuestro equipo, que terminó el trofeo invicto.

13

Goles logró en seis encuentros disputados, con tan sólo tres en contra.

1-2

Terminó el choque definitivo, en la penúltima jornada. Ganamos al Racing de Madrid.

  Poirtada Madrid Sports. primer título. Campeonato Regional Centro
Portada de Madrid Sport tras la consecución del Campeonato Regional de Centro.

El partido decisivo se produjo en la penúltima jornada en el feudo del Racing de Madrid, situado en Martínez Campos. Durán; Pololo, Olalquiaga; Escalera, Mieg, Fajardo; Tuduri, Sansinenea, Triana, Del Río y Olaso fue la alineación que saltó al campo aquel 23 de enero de 1921. Nuestro equipo venció por 1-2 proclamándose vencedor del trofeo.

Este triunfo, le permitió a nuestro club disputar el Campeonato de España, al que acudían los campeones regionales entre los años 1914 y 1925 y que luego se convertiría en nuestra actual Copa del Rey. Esa campaña, el equipo llegó hasta la final tras eliminar al Barcelona en cuartos (no se presentó) y al Real Unión en las semifinales. La final se jugó en San Mamés el 8 de mayo de 1921, con victoria para el conjunto bilbaíno por 4-1.