Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

EL TÉCNICO ROJIBLANCO QUIERE HACER UN PARTIDO IMPORTANTE PARA LLEGAR AL OBJETIVO

Simeone: “Es una final y la tenemos que jugar con intensidad y agresividad”

Diego Pablo Simeone señaló en rueda de Prensa que este último partido será una nueva final para conseguir el objetivo y que el Granada es un equipo que ha cambiado con el nuevo técnico.

T. Calvo / FOTO: A. Gutiérrez

Reconoció el entrenador rojiblanco que “Arda Turan y Mandžukić no van a estar ninguno en la lista. Mandžukić sigue con el dolor que tiene en la rodilla y Arda probó pero no está en condiciones de jugar un partido tan importante como el que vamos a jugar”.

El grupo ha hecho un esfuerzo enorme para competir y estamos a un paso del objetivo

Apuntó el técnico del Atlético que “el Campeonato siempre es muy largo y cuando llega el final de temporada y los objetivos están muy cerca, la responsabilidad y la presión hacen que los partidos no sean tan simples. Suele suceder que, en general, todos los equipos no sacan al final todos los puntos que habitualmente han logrado durante toda la Liga. Esto es como el tenis. La última bola de partido cuesta y va a la red cuando has metido todas las anteriores dentro. No es lo mismo. Por eso hay que estar fuerte y con la tranquilidad de que estamos bien y dependemos de nosotros. Hay que hacer un buen partido mañana”.

Simeone volvió a resaltar que “lo más difícil siempre es lo que hemos comentado en otras ocasiones. Después de salir campeón, el año siguiente es el más difícil. Sobre todo cuando hay muchos recambios como tuvimos y la adaptación tienes que ir haciéndola sobre la marcha. Y, además, la exigencia ha crecido muchísimo. El grupo ha hecho un esfuerzo enorme para competir como compitió en todas las competiciones y estamos a un paso del objetivo programado y querido por el club y por nosotros. Así esperamos mañana hacer las cosas bien”.

Respecto a su gremio, dijo que “los entrenadores vivimos de los resultados y son los que te hacen convivir mejor o peor con el lugar. A mejores resultados el entrenador está, obviamente, más acompañado y mucho más seguro en su puesto. Con resultados negativos pasa todo lo contrario. Vivimos en un mundo resultadista en el que todos necesitan llegar a los objetivos para competir”.

El Granada es un equipo que ha cambiado con el nuevo entrenador, quien ha llevado ilusión y entusiasmo al equipo

Sobre la diferencia de la temporada pasada a la actual, en la que el equipo se jugaba la Liga en el Camp Nou y ahora el tercer puesto en Granada, apuntó que “no veo diferencia aunque les parezca mentira. Y no veo diferencia porque la responsabilidad estaba el año pasado en lograr la Liga y en este momento está en alcanzar el objetivo que es el tercer puesto. La responsabilidad, el compromiso, la ansiedad y los nervios que habrá en el día de mañana para todos los equipos que competimos por lograr el objetivo hace que sea una tarde plena de fútbol, con muchos nervios y esperando que cada uno, con sus argumentos y herramientas, logre llegar a su meta”.

De su rival dijo que “el Granada es un equipo que ha cambiado en estos tres últimos partidos con su nuevo entrenador, que ha llevado mucha ilusión y entusiasmo al equipo. Y el fútbol es eso, ilusión y entusiasmo y toda la calidad y talento que puedas tener. El ambiente del partido será muy importante para el que juega en casa pero, al mismo tiempo, peligroso para el local porque del mismo modo que la gente se entusiasma y alienta con el resultado negativo pasa a ser complejo jugar en tu misma casa. Dependerá de lo que pase en el partido para que el ritmo y las sensaciones que se vivan desde fuera bajen al campo y pueda ser más o menos pesado para ellos sobre todo porque nosotros jugamos fuera y no cambia mucho”.

No quiere pensar más que en su partido porque “siempre trato de estar aislado porque dependemos de nosotros primero y me parece lo más justo mirarnos a nosotros mismos y no escuchar otras situaciones que te puedan desorientar. Es una final que tenemos que jugar con la intensidad y agresividad a la que estamos acostumbrados para llegar a hacer un partido importante que nos posicione en el lugar que deseamos desde que empezó la temporada”.